Con Caribbean comenzó una nueva era del skate en Madrid

Última actualización: 17.09.19

 

La historia del skate como disciplina deportiva no es muy larga. Los comienzos de esta modalidad sobre monopatín se remontan hasta hace unas cinco décadas atrás, al menos en España, cuando la disciplina deportiva urbana tuvo su máximo apogeo a mediados de la década de los años 70.

Hoy en día, es común ver a skaters tanto en las calles como en parques habilitados para ese fin. Sin embargo, no siempre fue así. El skateboard llegó desde América, específicamente desde Estados Unidos en los años 60, pero era poco lo que se podía ver en España. De hecho, las tablas que existían en el país eran un tanto rudimentarias y básicas, por lo que la tendencia no terminaba de calar en la sociedad.

Con el tiempo, las técnicas se fueron extendiendo y algunos productos más especializados llegaron a Europa. Hasta entonces, los modelos y accesorios innovadores solo estaban al alcance de algunos pocos que se sentían atraídos por el skate y tenían la posibilidad de cruzar el océano y llegar al norte de América, donde sí existía todo un mercado para este deporte.

Si te apasiona el skate, es posible que el nombre de José Antonio Muñoz te parezca conocido. Este hombre, de 64 años de edad, fue uno de los pioneros de este deporte urbano en España. Aunque hoy practica la modalidad con menos soltura, en el año de 1973 era un ávido skater. Por motivos de estudios, debió trasladarse un par de meses a Estados Unidos, donde compró su primer skateboard de alta gama y conoció todo el mundo que rodeaba a esta disciplina.

 

La apertura

Por ello, en el año 75, abrió la primera tienda referida al monopatín en la capital española. Desde entonces, la tienda continúa abierta y José Antonio se ha convertido en una leyenda de la cultura skater en España.

Las calles madrileñas han sido los espacios por donde José Antonio Muñoz, también conocido como Doc Caribbean (nombre de la tienda), se ha deslizado sobre sus tablas con ruedas toda la vida.

 

 

Muñoz relató que su padre fue quien le enseñó el arte del patinaje y ambos se deslizaban en el parque del Retiro. Asimismo, los constantes viajes al extranjero le permitían adquirir accesorios que para aquella época no se conseguían en España.

A sus 64 años, Doc Caribbean recuerda que su primera tabla fue un modelo Sancheski que compró en el año 1970, pero no fue esta la que le llevó a establecer la tienda Caribbean Shop. Relató el skater que unos años más tarde fue a Estados Unidos, a la ciudad de Berkeley, a hacer un curso de inglés y sus padres le habían dado algo de dinero para la estadía.

Según añadió, este dinero se esfumó al segundo día en tierras americanas, porque lo gastó luego de perseguir a un chico que se deslizaba en un monopatín, a quien al alcanzarlo le preguntó de dónde lo había sacado. Muñoz se sintió atraído por aquel modelo tan llamativo e innovador, que era ligero, silencioso y rápido, para nada similar a los diseños que se conseguían en España.

Tras su tiempo fuera, José Antonio regresó a Madrid donde comenzó a patinar con su reciente adquisición en las adyacencias de los bajos de Azca. Al poco tiempo, comenzó a llamar la atención entre los aficionados a la modalidad, por lo que encontró un mercado al cual complacer.

Esto lo llevó a importar tablas desde Estados Unidos. Relató que debía pagar los impuestos, pero no tenía un local donde vender, y hacía entregas por encargos con ayuda de su coche Seat 600. Posteriormente, mientras estudiaba derecho, abrió la tienda integrada a la del padre de un amigo.

Estos fueron los comienzos de la tienda Caribbean Skate Shop. En el año de 1978, la tienda deportiva del padre de su amigo cerró sus puertas, por lo que Muñoz alquiló el local completo por 75.000 pesetas cuando sólo tenía 22 años de edad.

La tienda poco a poco empezó a conocerse en el mundo deportivo y del skate. Para ello, participó en actividades de exhibición, en eventos deportivos como La Vuelta a España y ayudó crear el primer parque skate de Madrid, el parque Sindical.

Según contó, en aquel tiempo vendía en la tienda hasta 30 tablas en un solo día, y también entró en el mundo de la moda, porque importaba ropa y mochilas directamente desde Estados Unidos. Posteriormente, con la entrada de la década de los 80, el skate sufrió un declive, por lo que las ventas de monopatines bajaron. Este evento le llevó a ampliar la oferta, dedicándose a la venta de bicicletas BMX.

 

 

Después, Doc Caribbean vio como el skate resurgió casi de las cenizas. Las patinetas comenzaron a verse de nuevo en las calles con la llegada de los años 90, cuando hubo un boom que terminó de calar en el mercado con la revolucionaria aparición del longboard en el año 2000.

En la actualidad, cuenta que el skateboard ha vuelto a perder aficionados y muchas tiendas dedicadas a esta rama sufren una crisis. Sin embargo, Caribbean Shop ha podido salir airosa porque cuenta con una escuela y calidad de servicio, lo que permite que el negocio siga a flote.

 

Más que una tienda

La tienda de José Antonio Doc Caribbean Muñoz es un hito de la cultura skater y se ha convertido en un lugar de culto al que años tras año acuden cantidad de aficionados de este deporte urbano. Este negocio, que ahora está ubicado en la calle Ayala de Madrid, es un referente deportivo en la capital española. Allí se pueden conseguir toda clase de accesorios, monopatines y complementos para practicar skate en cualquiera de sus modalidades. Además, también tiene un área dedicada a frisbees, tablas de surf, entre otros productos. Incluso hace mantenimiento de los equipos que vende.

Dentro de los proveedores, Doc Caribbean aseguró que la tienda continúa trabajando con los fabricantes norteamericanos, que ahora tienen sedes en China. Adicionalmente, también se han agregado unas cuantas compañías de producción nacional.

El nombre de la tienda que abrió en el 75 se debe al Mar Caribe. Doc Caribbean quería trasladar a España lo que había conocido en América y el nombre en inglés tenía una entonación que le resultó agradable.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...