Gimnasio de bajo consumo energético abre sus puertas en España

Última actualización: 18.11.19

 

El elevado consumo de energía eléctrica tiene consecuencias en diversas áreas. Por un lado, hay un mayor gasto de dinero que se debe pagar a la compañía del servicio y, por el otro, hay un impacto negativo sobre el medio ambiente.

Desde hace algunas décadas, se ha dejado claro que el gasto de energía en grandes cantidades atenta contra con el medio ambiente. Pero, ¿qué pensarías si te dijéramos que se puede reducir el consumo energético haciendo ejercicio? Puede parecer una idea descabellada, pero es posible.

Entre los diferentes sectores industriales, se ha observado que el uso de combustible es uno de los fenómenos más contaminantes, pero el consumo de energía eléctrica también tiene efectos perjudiciales sobre el planeta e incide sobre el calentamiento global, de allí la necesidad de buscar opciones alternativas para generar electricidad.

Basado en la premisa de un planeta más limpio con energía sustentable, un gimnasio poco común abrió sus puertas en Madrid. Las diversas máquinas deportivas de este lugar se configuran con mecanismos capaces de aprovechar la energía de la acción sobre ellas, para transformarla en vatios.

Los dueños de este gimnasio tienen pasión por las actividades deportivas y por una vida saludable, pero también sienten una profunda inquietud por la situación del planeta Tierra, lo que los llevó a buscar alternativas sostenibles.

José Ignacio y Mónica son parte de los socios de este innovador centro de entrenamiento integral, que resultó ser el primero en España en utilizar el movimiento de los deportistas para convertirlo en energía, considerada una apuesta revolucionaria y ambiciosa.

José Ignacio, también conocido como Nacho, es entrenador y fisioterapeuta, mientras que Mónica es técnico deportivo. Junto a ellos, otras once personas, también profesionales y relacionadas con el deporte, se unieron para crear el proyecto Movewatts, que es el nombre del gimnasio.

 

Estructura interna

El edificio en el que está ubicado este centro de entrenamiento consta de tres niveles, con ascensor y escalera mecánica en su interior, así como espacios acondicionados para quienes tengan movilidad reducida. Además, los pisos están rodeados de cristales.

Adicionalmente, Movewatts ofrece a sus clientes salas para fisioterapia, programa de nutrición, ludoteca, clases y actividades para niños, incluyendo judo y zumba, un espacio de solárium y un área para trabajo psicomotor.

 

 

El objetivo de este centro integral es promover un modelo de funcionamiento ecológico para crear conciencia en la comunidad de usuarios que acude a entrenar en sus instalaciones.

A lo largo del edificio hay varios contenedores en los que se pueden desechar pilas, CDs y otros elementos de reciclaje, que terminarán siendo llevados a lugares en los que se les da un mejor proceso de destrucción o disposición final.

 

Reciclar la energía

No obstante, uno de los procesos más complejos y llamativos que se manejan en esta empresa es la creación de vatios a través de la energía generada en los circuitos de entrenamiento.

Según declaraciones al diario 20Minutos, Lucía, una de las socias y fisioterapeuta del lugar, explicó que las máquinas destinadas a la actividad de cardio, como cintas de correr, elípticas y bicicletas, capturan la energía que se genera durante el entrenamiento de los usuarios y esta es transformada en vatios.

La energía obtenida no es suficiente para abastecer la demanda y suministro eléctrico de todo el edificio, pero reduce el consumo del mismo y, por ende, la contaminación que genera el gimnasio.

Según explicó Ignacio, la regulación española impide que las empresas posean acumuladores de energía. De tenerlos, los sitios podrían utilizar esa energía acumulada y ahorrar, evitando el pago del servicio del suministro, lo que es sancionado. Sin embargo, en el gimnasio Movewatts el funcionamiento es distinto. La energía se aprovecha al instante en las instalaciones y aparatos que estén siendo utilizados como iluminación, agua caliente, entre otros.

Este tipo de estrategia es conocida como consumo inteligente y sus bases fueron forjadas en Estados Unidos. La idea es sencilla, pues las empresas buscan que las personas contabilicen su esfuerzo de entrenamiento. Este esfuerzo será, a su vez, recompensado.

 

 

¿Qué clase de recompensa?

La idea de este grupo de visionarios no es generar electricidad inofensiva para el planeta solo para el uso del local. Según explicó Nacho, los vatios generados por los clientes son acumulables de forma individual y, al final de mes, los asociados tendrán descuentos en las cuotas u otras actividades, de acuerdo a la cantidad de vatios que posean.

Además, detalló que ya está en funcionamiento una aplicación móvil, en la que aún se están intentando mejoras, a través de la que los clientes del gimnasio podrán aprovechar el tiempo y gestionar de forma remota las actividades que ejecutarán durante su tiempo en el establecimiento deportivo, como reservar máquinas, citas con los fisioterapeutas y demás. Todo esto, con el fin de automatizar los procesos a través del móvil.

Comentó el socio que los móviles se enlazan con las máquinas de cardio como las bicicletas, que son modelos únicos en el país y fabricados en Indonesia, siendo su costo elevado.

La iniciativa de usar estos equipos avanzados no es nueva, pues llegó desde América y ha ganado terreno en algunos países de Europa donde hay franquicias como Eco Gym y otras. Sin embargo, en España es el primer centro de entrenamiento integral que funciona de forma ecológica.

Según mencionó Nacho, en el país se pudo conseguir algunas máquinas como bicicletas o cintas de correr que funcionan a través de este mecanismo, pero de forma aislada, en hoteles o recintos pequeños, por lo que Movewatts puede considerarse como el primer gimnasio 100% ecológico.

 

Ideas a mediano plazo

Además de los servicios que ofrecen en la actualidad, los socios de este proyecto quieren habilitar un parking con espacio entre 30 y 40 plazas, en las que se podrá cargar los vehículos eléctricos. El objetivo es que los clientes puedan utilizar los vatios acumulados para brindar energía a sus coches.

Dentro de las demás propuestas planteadas para incluir a corto o mediano plazo, es la de convertir el gimnasio en un lugar familiar, para que adultos, jóvenes y niños puedan disfrutar de actividades sanas.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...