20 años después, Puma vuelve a las canchas de la NBA

Última actualización: 21.11.19

 

Esta es una de las noticias que ha revolucionado positivamente el mercado del baloncesto y de la reconocida marca alemana Puma. En la actualidad, es bien sabido que la National Basketball Association NBA es un mercado en constante expansión gracias a toda la publicidad que se invierte y, a su vez, se genera en torno a este evento, por lo que aumenta la cantidad de contratos televisivos y de patrocinios con distintas marcas, brindándoles cada vez más notoriedad y ganancias, por igual. Es por esto que, tras casi 20 años alejados del mundo del baloncesto, uno de los fabricantes más reconocidos a nivel mundial como lo es Puma y la NBA anuncia finalmente un acuerdo plurianual para la temporada 2018/2019, firmando como la marca oficial de calzado la NBA.

Según Adam Petrick, director de marca de Puma, la compañía está encantada por la asociación con la NBA, ya que así conseguirán llevar a la marca al siguiente nivel pero, hay que recordar que esta no es la primera que algún jugador de la NBA ha calzado zapatillas deportivas Puma. En años anteriores, la estrella del baloncesto, Vince Carter, gozó de tener un contrato con la prestigiosa marca Puma pero a los dos breves años se separaría de la marca para crear la suya propia. En ese momento comenzó la desaparición de la marca alemana de la NBA.

 

El retorno de la marca a las canchas de la NBA

El regreso a las filas del baloncesto no iba ser fácil, sobre todo por la ventaja competitiva que, en principio, diferencia a Puma de las demás marcas ya instauradas en este deporte como lo son Adidas o la mismísima Nike. Estas marcas están acostumbradas a ofrecer grandes contratos con algunas de las principales estrellas que tiene la NBA como ha sucedido con las leyendas LeBron James o Kobe Bryant para mencionar algunos de ellos.

En este caso, Puma tomó la decisión de apostar por un grupo de los mejores jugadores emergentes que proceden del último draft de la NBA, entre los que destaca, Marvin Bagley, DeAndre Ayton, Kevin Knox, Zhaire Smith y Mirchael Porter Jr, a quienes finalmente firmó como sus principales estrellas, lo que viene siendo toda una oportunidad de oro para ellos. Por ejemplo, el caso de Beagley, quien cobrará aproximadamente 60 millones de dólares en siete años, el cual ha sido el mayor contrato firmado como patrocinio desde el que se le realizó al novato Kevin Durant para el año 2007.

 

 

Como parte del acuerdo con la NBA, se permite que la marca Puma utilice libremente la imagen de los jugadores firmados con sus respectivos uniformes, además de que tendrá la posibilidad de crear cualquier tipo de contenido original que les permita contar de distintas formas la historia entre la marca Puma y los deportistas.

Según Dan Rossomondo, vicepresidente de medios y desarrollo de negocios de la NBA, anteriormente, la marca Puma ha jugado un papel muy importante en la cultura temprana de los calzados de la liga, por lo que no es de extrañar que el hecho de convertirse en socio oficial de calzado de la NBA es una estrategia muy natural.

A su vez, esta estrategia comercial se realizará en conjunto con dos deportes muy seguidos mundialmente como son la Fórmula 1 y el golf, como sponsor principal de Lexi Thompson, Rickie Fowler y Bryson DeChambeau. Hay que recordar que para el año 2018, la compañía facturó aproximadamente 4.683,3 euros, lo que refleja un crecimiento de un 12,4%, con referencia del año anterior. Es de entender que esta marca esté considerada como la mejor marca de zapatillas de baloncesto, además, tiene pensado continuar con la misma tendencia para el año 2019 y, de ser así, se proyecta un crecimiento de lasta un 10%, manteniendo el tercer lugar entre las grandes marcas a nivel mundial en el ámbito del deporte, quedando por detrás de Nike y Adidas.

 

Puma volvió a fabricar zapatillas de baloncesto para la NBA

El acuerdo formado entre Puma y la NBA, llega después de que la famosa marca de artículos deportivos lanzara al mercado su primer par de zapatillas de baloncesto después de casi veinte años y a través del patrocinio a jugadores tanto de la NBA como de la WNBA.

Es por esto que puma ya ha puesto su atención sobre la liga femenina de baloncesto WNBA, la cual es cada vez más apreciada y seguida por distintos aficionados, además de que es favorable, ya que aún no ha sido explotada comercialmente. Hasta este momento, la marca  puma tiene firmada a la jugadora profesional Skylar Diggins-Smith, nacida en Indiana en el año 1990 y ganadora en cuatro ocasiones el WNBA All-Star, en los años 2014, 2015, 2017 y 2018, siendo esto todo un atractivo para que otras grandes jugadores firmen con la marca de igual forma.

 

 

¿Qué se tiene preparado para el futuro?

La marca alemana aterriza nuevamente en un mercado en constante expansión que ofrece un espacio para aprovechar y crecer. El objetivo principal de la marca era incorporar a 15 jugadores de baloncesto antes de que ocurra el comienzo de la temporada. Sin embargo, hasta el momento están firmados unos 8 jugadores de la NBA con la marca Puma. Además, gracias a sus recursos se podrán atraer  a más jugadores para firmar, lo que permitirá que la marca alemana alcance sus objetivos principales.

Para el futuro, su estrategia consiste en estar atentos de los agentes libres de la NBA para el año 2019-2020, la cual es la lista de todos los jugadores que puedan estar en una condición de restringidos o libres para la temporada, al haber finalizado sus contratos y estén en la búsqueda de nuevas franquicias con las que firmar para una nueva temporada.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...