La zapatilla rota de Nike y el susto de Zion

Última actualización: 15.11.19

 

Si eres de los que disfruta jugando un buen partido de baloncesto con sus amigos, da igual que lo practiques de forma amateur o profesional, ya que utilizar la indumentaria correcta y fabricada con materiales de calidad es esencial para poder jugar baloncesto sin correr ningún tipo de percance. En tal sentido, las zapatillas vienen siendo una de las principales prendas que debe vestir el jugador de baloncesto a la hora de practicar este deporte, por lo que deben estar fabricadas con muchísima ergonomía y calidad, de manera que soporten la gran fuerza y presión que ejerce el cuerpo del jugador. Unas zapatillas de baloncesto que no se ajusten adecuadamente, con una suela sin agarre o, incluso, mal confeccionadas, pueden llegar a causar un accidente hasta al más experimentado de los jugadores, lo que sería una terrible publicidad para cualquier marca.

Esto fue exactamente lo que pasó con la conocida marca Nike y una de sus zapatillas en un fatídico partido de baloncesto, cuando el jugador y estrella de baloncesto universitario de los Estados Unidos, Zion Williamson, sufrió una grave lesión en la rodilla tras caer al suelo, después de que la zapatilla que llevaba puesta en el pie izquierdo literalmente se rompiera en dos.

Este incidente ha hundido gran parte de las acciones de la compañía Nike en la bolsa de valores, haciendo que la famosa marca pierda aproximadamente 1.100 millones de dólares, además de su reputación, la cual es incluso más dolorosa de perder que todo el dinero, siendo mucho más difícil de recuperar dentro de este mercado tan competitivo.

Por esto, es muy recomendable estar muy atento a las siguientes características y aspectos antes de elegir un par de zapatillas de baloncesto que más te gusten, de manera que el producto llene tus expectativas y brinde un alto nivel de calidad.

 

Aspectos importantes a la hora de elegir un calzado para baloncesto

En primer lugar, si no sabes qué zapatillas de baloncesto comprar, es muy importante que miremos la suela del modelo a la hora de elegir nuestras próximas zapatillas de baloncesto, ya que si la misma no ofrece un buen nivel de agarre, el riesgo de lesión puede llegar a aumentar considerablemente. Es muy recomendable que la suela esté fabricada en goma de calidad y que tenga bien desarrollada la propiedad antideslizante, de manera que permita a ambos pies agarrarse correctamente al suelo.

 

 

Si aún no sabes cuáles zapatillas de baloncesto elegir, te recordamos que nuestro cuerpo produce un poco de presión a causa de nuestro peso corporal, por lo que nuestros pies reciben todo ese peso y lo deposita en la suela de la zapatilla. Un par de zapatillas inadecuadas o de mala calidad, sin duda, aumentan notablemente el riesgo de sufrir una lesión en el tobillo, la rodilla, los pies, la cadera e, incluso, en la columna vertebral.

Por otro lado, es importante que te fijes en la protección del tobillo, ya que esta zona del cuerpo es la que más sufre por estar siempre expuesta a giros y movimientos rápidos. Es por esto que los fabricantes de zapatillas de baloncesto han añadido una protección en la parte del tobillo, por lo que las zapatillas tienden a ser de tipo botín, lo que les permite minimizar las consecuencias en caso de sufrir una torcedura o un golpe repentino.

En caso del sistema de cierre de las zapatillas, se recomienda que el mismo sea de cordones, que es la mejor forma que hay para sujetar la zapatilla al pie. Aunque en el mercado encontrarás diseños de zapatos para baloncesto pero con cierre de velcro o cremallera, debes tener en cuenta que estos modelos son únicamente estéticos, por lo que no se recomiendan para jugar baloncesto.

Por último, ten presente que el material de confección debe tener la capacidad de ventilar el interior de la zapatilla y permitir a tu pie transpirar cómodamente. De lo contrario, habrá una mayor sensación de incomodidad, además de que se favorece el crecimiento de hongos. Si te aseguras de que tu calzado es cómodo y se mantiene seco, notarás la diferencia en tu juego. En conclusión, lo realmente importante a la hora de elegir el modelo es la calidad de fabricación, materiales y la comodidad de movimiento, lo que nos brinda mayor seguridad a la hora de movernos.

Si un fabricante falla en una de estas características, es muy probable que sus zapatillas puedan causar un accidente a los jugadores y hagan pasar un mal momento a cualquier representante de marca, tal como le pasó a Nike.

 

 

El desafortunado accidente de la zapatilla rota

Habían transcurrido 33 segundos desde que inició el partido cuando, de manera completamente improvista y ante el asombro de todos, Zion Williamson se va al suelo a causa de un cambio de dirección a última hora que le costó un esguince grado 1 en la rodilla izquierda y una zapatilla Nike modelo PG 2.5 PE destrozada en dos.

La pregunta que ahora todos se están haciendo: ¿las zapatillas para baloncesto de la marca Nike son de fiar? Bueno, la respuesta de esa pregunta es que Nike siempre se ha mantenido como una de las marcas más sólidas y favoritas por los usuarios en general, por lo que esa confianza que le han brindado los miles de consumidores de sus productos hace notar que Nike sabrá cómo sobrepasar cualquier crisis.

¿Williamson demandará a Nike? A esa otra pregunta la respuesta es desconocida, pero en un país que lo monetiza todo, cualquier cosa es de esperar. Sin embargo, muchos creen que todo quede tan solo en un simple esguince de rodilla y un susto, por parte de Zion y en un trago muy amargo para la compañía Nike. Estos son los riesgos que conlleva tanto al fabricante como al jugador el involucrarse con zapatillas defectuosas.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...