La historia entre Jordan y Nike. Cómo las Air Jordan los impulsaron al éxito

Última actualización: 17.09.19

 

Muchos fanáticos del baloncesto, recuerdan cómo en aquel verano de 1985, la joven estrella del deporte, Michael Jordan, procedente de la Universidad de Carolina del Norte, se estrenaba como jugador estrella de la selección de los Estados Unidos y se daba a conocer a todo el mundo en los juegos Olímpicos de los Ángeles como una clara promesa del deporte.

A los pocos años de estar como jugador profesional del equipo de los Chicago Bulls y destacarse como unos mejores jugadores de la NBA, Jordan firma su primer contrato con la famosa marca de artículos y zapatillas deportivas Nike, con el que se diseñó y puso a la venta el primer par de zapatillas exclusivas de Jordan. Para la época, esa fue una decisión arriesgada por parte de la compañía, la cual no estaba atravesando sus mejores momentos como empresa, ya que las ventas estaban tocando el suelo y necesitaban cambiar su estrategia de ventas, prácticamente en un ángulo de 180 grados. Por otro lado, a Michael Jordan no le terminaba de convencer este patrocinio porque era Adidas su marca favorita para esa época.

Para sorpresa de todos, al transcurrir un año de la firma de este contrato, salieron al mercado las zapatillas Air Jordan I, las cuales batieron todos los récords en ventas hasta el punto de ser las zapatillas de baloncesto más vendidas de la historia, poniendo de moda la fabulosa combinación de colores rojo y negro. Con el tiempo, las famosas zapatillas Air Jordan I se convirtieron en objeto de culto para miles de seguidores y fanáticos de este deporte, llegando a considerarse las mejores zapatillas de baloncesto del momento.

En la actualidad, la marca de Jordan es una de las más destacadas e importantes de todo el mundo, abarcando aproximadamente el 71% de ventas en el mercado de las zapatillas para baloncesto, seguido por el 20% que ocupa Nike, como compañía independiente de las Jordan, 20% de Adidas y un 2% repartido entre las demás marcas.

El punto ha sido tal que, las zapatillas para baloncesto Air Jordan, han trascendido los límites del deporte, llegando a ocupar un lugar muy importante en la moda, siendo utilizadas por más de una celebridad mundial como, por ejemplo, Rihanna, Jennifer López o Jay-Z y, tras casi 30 años después de este favorable inicio, 28 modelos de zapatillas diferentes, ediciones especiales para coleccionistas y reediciones de algún modelo, se puede afirmar que las zapatillas de baloncesto Air Jordan están atravesando sus mejores momentos. Hace muy poco se anunciaron las nuevas Air Jordan IV Toro Bravo, las cuales alcanzaron rápidamente el número de 300 mil pares vendidos en los Estados Unidos en tan sólo en una semana.

 

 

El vínculo entre Michael Jordan y Nike

Hay muchos usuarios que piensan que entre la estrella Michael Jordan y la firma Nike convive en un mismo espacio onírico y se complementen, así como la conexión que hay entre la red y el balón. Prácticamente, no podemos concebir uno sin el otro. El efecto que Michael Jordan ha tenido sobre la marca Nike entre los años 1984 y 2003 ha sido un crecimiento de un 9,03% en la bolsa de valores y tras 15 años el aumento fue exponencial, alcanzando el 824%.

Por esto, es innegable que Jordan es una de las creaciones del marketing más exitosas de la época, ya que, indudablemente, Nike supo fabricar una máquina de ventas. Sin embargo, no podemos negar que Michael Jordan es uno de los jugadores de baloncesto con mayor fervor hacia lo competitivo, logrando sentarse en el trono que jugadores como Kobe Bryant o el mismo Lebron James.

Es muy curioso recordar cómo, antes de la llegada de Michael a las canchas de la NBA, él nunca se imaginó vistiendo alguna prenda de la marca Nike, ya que, en su etapa universitaria, Jordan siempre utilizó calzado de la marca Converse que era, para ese momento, la marca reina del baloncesto, firmando a grandes figuras del baloncesto para la época como eran Larry Bird, Magic Johnson y Julius Erving, el Doctor J.

Para los años 80, Nike tenía muy poca presencia en el baloncesto y destacando históricamente en el mundo del atletismo norteamericano. Incursionar en el baloncesto, fue para la marca toda una apuesta estratégica, una similar a la que tuvo años atrás con la estrella John McEnroe. Y, para el mes de marzo del año 1985, saca a la venta el primer modelo de zapatillas Jordan, las cuales desde un principio causaron sensación sobre las canchas, debido a que infringían los colores que exigía explícitamente la NBA para las zapatillas, las cuales debían ser totalmente blancas.

Este primer modelo de las míticas Air Jordan era de color rojo y negro, por lo que Nike tuvo que pagar una multa de 5.000 dólares por partido y lo hizo sin ningún problema. El final de esa temporada concluyó con Michael Jordan posicionado como el mejor jugador novato del año, mientras que para la firma Nike, sus acciones se dispararon en aproximadamente un 55%.

 

 

Tras casi 20 años de una favorable asociación entre dos monstruos de la industria, nada habría podido salir mejor entre Jordan y Nike, considerando que nuestro jugador estrella cuenta con una fortuna aproximada de 1.000 millones de dólares, la cual ha sido abonada en gran parte por la influencia de la marca Nike y la venta de las famosas zapatillas Air Jordan, a la cual se le atribuye el 80% de la fortuna de Michael, ya que, los salarios ganados en todos sus juegos en la NBA, suman tan solo la suma de 100 millones de dólares.

Por otro lado, Nike ha crecido notablemente en la bolsa, pasando de costar aproximadamente 7 centavos por cada acción a superar los 70 dólares en el año 2017. En conclusión, esto nos hace pensar una cosa, no es de extrañar que las zapatillas Air de Jordan vuelvan a estar de moda, ocupando el podio de uno de los modelos más vendidos del mundo.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...