Pierde peso, tonifica tus músculos y gana vitalidad incrementando el número de pasos en tu caminar diario

Última actualización: 20.11.19

 

La ansiedad por perder peso puede ser nuestro peor enemigo. Caminar para quemar grasa es una buena opción, pero necesitarás tener en consideración que los resultados no se obtendrán de la noche a la mañana. Es necesario que seas paciente y consecuente con tu ejercitación. Trabaja duro y notarás los cambios.

 

Caminar es una actividad intuitiva que hemos aprendido desde temprana edad. Todos los días caminamos trayectos muy cortos en nuestro hogar, en la oficina o sitio de estudio, por lo que no es de extrañar el acto de adoptar este tipo de desplazamiento como una rutina para mejorar nuestra estética y salud. Sin embargo, el objetivo es alcanzar un promedio de 10.000 pasos al día, para así ver los resultados en la báscula.

Además, es importante que en cada caminata adquieras una buena postura, evitando así lesiones debido a malos movimientos. Así que camina enérgicamente, no recargues todo el peso sobre el talón al pisar, evita distracciones y mantén la vista al frente, con proyección a una distancia de al menos 30 metros. Recuerda que la espalda debe estar siempre erguida, pero sin dejar de conservar la curvatura natural de la columna. Por último, contrae los músculos tanto de los glúteos como del abdomen.

 

 

Alcanza los 2000 pasos y continúa incrementándolos

Caminar es uno de los hábitos más saludables que puedes adquirir, ya que te aporta grandes beneficios físicos. Si eres de las personas que han decidido romper con el sedentarismo y comenzar a ejercitarse, te interesará saber que esta es una tarea que requiere de mucha constancia. No te diremos que la adaptación física y psicológica es fácil, pero tampoco es imposible. 

Así que lo recomendable es que inicialmente te plantees una meta a corto plazo, que serían 2.000 pasos diarios o lo que es lo mismo 1,60 kilómetros. Claro está, dependiendo de la amplitud de tus pasos. Además, ten presente que con este recorrido estarás quemando 100 calorías al día y si caminas lo pautado durante una semana, sería un promedio de 700 calorías lo que estarías perdiendo. 

Debido a las múltiples ocupaciones que tengas en el día a día es entendible si no puedes disponer de un lapso de tiempo específico para salir a realizar un circuito completo de caminata. Sin embargo, los expertos de la salud hacen hincapié en que las personas pueden inicialmente cumplir la cuota de pasos de forma fraccionada, obteniendo buenos resultados. 

Así que comienza por reducir el uso del coche, transporte público o taxis. De ser posible lleva los niños a la escuela caminando, así los estarás enseñando a ellos también a decirle no al sedentarismo. En el trabajo o el centro comercial usa siempre las escaleras y olvida que el ascensor existe. Durante tu tiempo de descanso en horas del mediodía puedes salir a caminar algunos minutos, ya que incluso es beneficioso para tener una buena digestión.

También, es recomendado que adquieras un podómetro, un dispositivo compacto y ligero que trabaja por medio de sensores y está diseñado para brindarte un registro de tu cadencia o número de pasos caminados. Existe una gran variedad de modelos, por lo que encontrar el mejor podómetro de relación calidad precio (En este enlace puedes encontrar algunas opciones de compra) no significará un inconveniente. 

Podrás encontrar equipos con modos de trabajo básicos, así como también otros capaces de proporcionarte un histórico de las calorías quemadas tras cada recorrido e incluso registrar tus pulsaciones. Ya verás que con su ayuda te sentirás más motivado y paulatinamente incrementarás el número de pasos.

 

Haz de tu caminata un momento divertido

Caminar no tiene que ser un momento aburrido y tedioso. Por el contrario, es un lapso de tiempo que estás dedicando para disfrutar de la naturaleza, hinchar tus pulmones con aire fresco y desconectarte del mundo, dejando atrás los problemas. Asimismo, con este ejercicio tan sencillo estarás fortaleciendo tus músculos, ganando resistencia y quemando algunas calorías. Recuerda que de ti depende hacer que cada recorrido sea único y divertido. A continuación, te contamos de algunos tips que seguramente te servirán de ayuda:

 

Alterna las rutas

Una de las ventajas de salir a caminar es que puedes variar la ruta de tus recorridos. En este sentido, podrás pasearte por diferentes parques, ir a la montaña o si lo deseas crear un circuito en las calles cercanas a tu hogar. Lo importante es que, al menos semanalmente, alternes las rutas del recorrido para que tu práctica no se convierta en una actividad monótona y aburrida.

 

 

Camina al ritmo de tus tonadas favoritas

La música es un buen acompañante al momento de caminar, ya que te imprime energía y vitalidad. Así que crea una lista de reproducción con todas tus tonadas favoritas, colócate los audífonos y camina al ritmo de tu propio soundtrack. Además, puedes aprovechar la velocidad de los tiempos de las canciones para mejorar la cadencia al desplazarte.

 

Ni el invierno ni el verano son excusas para quedarse en cada

Una vez y adquieras el hábito de caminar diariamente, no existirá ninguna excusa para que dejes de llevar a cabo la actividad. Por ejemplo, en la temporada calurosa del año puedes aplicarte protector solar para proteger la piel de los rayos del sol, colocarte una visera y quizás unas gafas. Asimismo, deberás procurar caminar en entornos con vegetación para que te proporcionen la frescura necesaria durante esos días.

Con respecto a los días fríos, podrás caminar dentro de tu casa o hacerlo con ropa abrigada. En algunos casos, puedes disponer de una caminadora. De hecho, puedes colocarla frente al televisor y mientras te ejercitas disfrutar de tu serie o película favorita.

 

Invita a otras personas

Hay quienes comentan que lo mejor es caminar sin compañía, ya que de esta manera logran concentrarse en su objetivo, que es adquirir una técnica adecuada al desplazarte, respirar correctamente sin ahogarse y mejorar la cadencia cada día caminando enérgicamente. 

Sin embargo, otras personas prefieren crear grupos de ejercicios para sentirse más motivados a emprender el circuito diario. Si este es tu caso, lo recomendable es que tanto tú como tus acompañantes sean consecuentes y tengan siempre presente que durante este lapso de tiempo no pueden caminar desenfadadamente, conversando o posteando fotos en tus redes sociales. La meta es enfocarse en el recorrido.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...