5 recomendaciones para correr sin riesgos

Última actualización: 21.11.19

 

Mantener nuestro cuerpo en movimiento es necesario si queremos estar saludables. El ejercicio no solo es una buena manera de estar en forma y adelgazar, sino que también es una actividad que ayuda a despejar la mente y mantener los músculos en movimiento. Sin embargo, a pesar de todas las cosas buenas que trae el ejercicio, el sedentarismo a veces hará que las personas inventen miles de excusas para evitar ejercitarse a toda costa.

Gastos excesivos en equipamiento deportivo, supuestos riesgos de ciertas actividades y disciplinas o simplemente las ganas de dormir un poco más son los factores más comunes para que alguien decida abandonar el ejercicio o resignarse a no empezar.

No obstante, si quieres ejercitarte evitándote todos estos problemas, una de las actividades más fáciles de hacer y que necesita de menos gastos es el running. Correr es algo que de pequeños hacíamos por diversión, pues los niños tienen la imperiosa necesidad de mantenerse en movimiento, por lo tanto, ¿por qué no intentar divertirse de nuevo en la edad adulta y disfrutar de todos los beneficios de correr?

Si como excusa tienes la falta de dinero, para correr solo necesitas un par de zapatillas y, si lo que te asustan son las lesiones, aquí tienes 5 recomendaciones que evitarán que esto suceda y harán que todo lo que obtengas del running sea positivo:

 

1.   Estírate antes de correr

La falta de ejercicio contribuye a que los músculos se vuelvan algo rígidos y se contraigan. Por esa razón, en ciertas ocasiones, sufrimos de dolores musculares después de hacer algún movimiento repentino cuando llevamos mucho tiempo en una misma posición.

Debido a eso, justo antes de empezar a correr, dedica 30 segundos de estiramiento a cada uno de los músculos importantes para esta actividad como los glúteos, las pantorrillas, los muslos e incluso tómate un tiempo moviendo los pies de arriba abajo. Así tus músculos se relajarán y estarán listos. Al terminar de correr, vuelve a repetir el proceso.

 

 

2. Entrena tus músculos de estabilidad

Tus músculos de estabilidad, conocidos muchas veces como el CORE, son el grupo de músculos abdominales y lumbares. Esta zona absorbe todo el impacto que causa tu peso corporal cuando, al correr, tocas el suelo.

Ejercitar este grupo de músculos para hacerlos más fuertes hará que sea mucho más fácil amortiguar el impacto y, además de eso, te permitirá tener una postura correcta al caminar y al correr. Esto te ayudará a rendir mejor y minimizará el desgaste físico al ejercitarte.

 

 

 

3. Compra unas buenas zapatillas

El running es una de las actividades que necesita menos implementos, por lo tanto, es bastante accesible para todas las personas. Lo único que realmente necesitas es un par de buenas zapatillas y es recomendable que, si quieres rendir de la mejor manera, inviertas tu dinero en esta adquisición. Recuerda que no todas las zapatillas son especializadas en running, por lo tanto, aunque otros modelos podrán servirte para correr, estos no serán tan duraderos o cómodos como unos creados específicamente para esta actividad.

Hay zapatillas que se adaptan a tu tipo de pisada, que amortiguan muy bien el impacto y que son bastante ligeras para que correr sea algo que requiera el mínimo esfuerzo. Es verdad que estas costarán más que las zapatillas de running genéricas, no obstante, también te durarán por más tiempo. Por lo tanto, comprar un buen par es una inversión para el presente y también para el futuro.

 

 

4. Hidrátate

El agua es vida, nunca olvides esto. Beber agua es la clave para mantenerte saludable e hidratado, ya sea que te encuentres corriendo o no. Bebe, por lo menos, un litro de agua al día, incluso si no sientes sed y, si sientes que deseas beber agua, no lo pospongas e hidrátate.

La buena alimentación e hidratación mantendrán a tu cuerpo con energía y siempre en alerta, pues, de lo contrario, podrías sufrir de fatiga y causar daños a tus órganos por la falta de hidratación. Al correr, empezarás a sudar y tu cuerpo se deshidratará con más rapidez. Debido a eso, mantén siempre contigo una botella de agua cuando salgas a entrenarte.

 

 

5. Reduce la cantidad de competencias

Participar en competencias y salir victorioso, después de largos entrenamientos, puede ser uno de los mejores sentimientos que existen. Sin embargo, como todo en la vida, es necesario que se haga con moderación.

Los entrenamientos pre-competencia suelen ser mucho más exigentes que aquellos que se hacen solo para acondicionar el cuerpo o de forma rutinaria, por lo tanto, exceder la cantidad de competencias y forzar a tu cuerpo a siempre entrenar al máximo podría ser perjudicial para ti.

Intenta siempre que tu cuerpo tenga un periodo de entrenamientos suaves para que no pierdas la costumbre, pero tampoco sobrecargues a tus músculos de esfuerzo. Esto, además de evitar que te fuerces al entrenar, también hará que rindas mejor en las competencias, pues estarás más enfocado y podrás permitir que tu velocidad y resistencia al correr mejoren poco a poco.

 

 

Beneficios del running

Si ya no tienes que preocuparte por ningún tipo de riesgos, entonces es posible que empieces a enfocarte solamente en todos los beneficios que trae el correr. El running es una actividad destacada que no solo beneficia tu físico, sino también tu mente, por lo tanto, es una buena idea tomarse aunque sea unos 15 minutos diarios para hacer ejercicio y, si te comprometes a más tiempo, entonces verás que los cambios suceden con más rapidez.

Correr te dará la libertad que buscas mientras que, al mismo tiempo, fortaleces tus piernas, mejoras tu capacidad pulmonar, agilizas tu metabolismo, combates el exceso de peso y la celulitis, regeneras masa muscular y mejoras tu sistema cardiorrespiratorio.

Simultáneamente, tu mente también se ejercitará y, al correr, podrás tratar con trastornos de sueño y combatir el estrés, la ansiedad y la depresión. Además de eso, al seguir una rutina, podrás mejorar tu capacidad de compromiso, aprenderás a organizarte mejor y muchas otras cosas más, tan solo con salir de tu casa y recorrer los alrededores con rapidez.

Y si no quieres estar solo, únete a comunidades de gente aficionada al running para que puedas motivarte más y también puedas compartir experiencias. Realmente podría significar un cambio grande en tu vida.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...