Ejercicio y protección ambiental: running con sentido

Última actualización: 14.11.19

 

¿Sabías que el 8 de junio es el Día Mundial de Los Océanos? Probablemente no, pero esto no es algo fuera de lo común; son muy pocas las personas que lo saben. Esto solo habla mal de la poca información ofrecida por las escuelas y los medios de comunicación que no les dan la importancia necesaria a estos grandes cuerpos de agua que cubren más del 70% del planeta Tierra.

Aún no sabemos todas las cosas que habitan en el océano, tampoco hemos logrado aprovechar al máximo todo lo que tiene para ofrecer y, como si esto fuera poco, la contaminación del agua es un problema cada vez mayor. Las personas entienden que los árboles ofrecen oxígeno, pero, en realidad, el océano libera más oxígeno que los árboles, pues la vegetación marina es más extensa que la flora terrestre.

Entonces, si se enseña sobre la preservación de los bosques, ¿por qué no se le da el mismo peso a la educación sobre la preservación de los océanos, que son igual de importantes?

 

La contaminación marina

1,6 millones de Km2 conforman la llamada “Isla de Basura”, un lugar encontrado en el Océano Pacífico, justo entre California y Hawái, donde una formación de plástico tres veces más extensa que Francia ocupa el mar. Esto es solo una muestra de un problema mundial que no se limita a las costas pacíficas, sino a todos los mares del mundo. El plástico y otros residuos se están apoderando de los océanos y, cada año, la cantidad de plástico que ingresa al océano aumenta por millones.

Lo peor de esto es que el plástico tarda demasiado en descomponerse, por lo tanto, si no se extraen estos residuos, es muy probable que duren por cientos de años. Esto se ha evidenciado recientemente, cuando en esta isla se encontraron desechos plásticos que datan de la década de los 70 y todavía estaban en perfecto estado.

 

 

La pesca es una de las actividades que más contaminación lleva a los océanos e, irónicamente, los animales que se pescan irán muriendo poco a poco debido a esto. Por lo tanto, además de quedarnos sin parte esencial de las dietas alimentarias, también millones se quedarán sin trabajo, mientras que, al mismo tiempo, la vegetación marina se desvanecerá. Sin animales y sin vegetación, también nosotros tendremos un futuro oscuro.

 

El cambio viene con el ejercicio

El ejercicio es una de las mejores maneras que existen para mantener el cuerpo completamente saludable, sin embargo, pocos encuentran la motivación necesaria para levantarse y empezar a correr. Si perder unos cuantos kilogramos, ver el paisaje y fortalecer el cuerpo no son motivos lo suficientemente llamativos, entonces ahora proteger el océano,  la fauna y la flora marina será la razón perfecta para levantarse, coger un par de zapatillas y correr.

Parley for the Oceans es una organización dedicada a la concientización sobre la contaminación marina que, en la actualidad, se ha unido con diferentes compañías para ayudar al océano de forma creativa. Adidas, la gigante empresa de los deportes, se ha unido a esta organización para lograr un cambio que, además de atacar la contaminación del océano, ofrece artículos novedosos y de calidad para hacer ejercicio que, a su vez, están completamente a la moda. De esa manera y teniendo esto en cuenta, tanto Parley como Adidas hicieron posible acercar la moda, el ejercicio y la protección ambiental en un solo lugar, al crear unas zapatillas de running innovadoras llamadas UltraBoost Parley.

 

El futuro del calzado

Estas zapatillas para running resaltan apenas verlas debido a la intensidad de su color azul marino, inspirado en el punto, hasta ahora descubierto, más profundo de todo el planeta Tierra: las fosas Marianas. No obstante, más allá de lo que se puede apreciar a simple vista y de su increíble aspecto, este par tiene una gran historia y, al conocerla, hará que se conviertan en unas zapatillas aún más destacadas.

La organización junto con Adidas se ha dedicado a frenar el ingreso de residuos plásticos al mar, interceptándolos justo antes de llegar a la costa y, de esa manera, evitando que estos desechos contaminen el océano. Cada zapatilla, según información dada por Adidas, previene que aproximadamente el equivalente a 11 botellas de plástico entren al mar, por lo que tener un par equivale a prevenir una cantidad de plástico que equivale a 22 botellas. En el momento en que se recolectan los residuos, estos son tratados y, después de varios procesos, se convierten en parte de la composición de las suelas, la tela e incluso los cordones de las zapatillas.

 

 

A pesar de estar hechas de material reciclado, las zapatillas son de gran calidad y tienen diversas características que llaman la atención de los fanáticos de Adidas. Por ejemplo, estas zapatillas están especializadas en running y son bastante ligeras, ideales para recorrer largas distancias. Su diseño es perfecto para salir porque combinan con casi todo y también podrás ejercitarte con ellas, lo que las hace unas zapatillas versátiles.

 

Concientización creativa

Además de todas las buenas características de las zapatillas, estas vienen con un pequeño secreto para que aprendas más sobre los océanos, sobre cómo evitar el uso del plástico y sobre cómo esta unión entre Adidas y Parley for the Oceans está marcando la diferencia: la suela de la zapatilla derecha tiene un chip NFC que podrás escanear con tu teléfono móvil para acceder a toda esta información.

La Organización de las Naciones Unidas ha intentado alarmar a la población de los daños a los que se ha sometido el océano y un terrible informe estima que, para el año 2050, la cantidad de basura que se encontrara en el mar, de la cual aproximadamente 90% es solo plástico, superará la cantidad de peces en el océano. Esto es inquietante, sin embargo, un cambio en el estilo de vida puede marcar la diferencia para evitar que el futuro tenga este trágico desenlace.

Afortunadamente, las grandes empresas como Adidas están buscando soluciones innovadoras como la creación de este par de zapatillas y diversos otros artículos. Tú también puedes apoyar esta iniciativa, incluso si no compras las zapatillas, pues reutilizar el plástico y reciclarlo puede causar un gran impacto positivo en el medio ambiente.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...