Ata correctamente los cordones de tus zapatillas y mejora tu rendimiento

Última actualización: 22.11.19

 

Entre las actividades deportivas más practicadas a nivel mundial, se encuentra el acto de correr. En España, muchas personas se sienten atraídas por los beneficios del running en el estilo de vida saludable, por lo que cada vez más deportistas se unen a la tendencia.

Desde profesionales hasta principiantes, son muchos quienes optan por correr para liberar tensión, mejorar el estilo de vida, tonificar los músculos o simplemente por pasión. Sin embargo, aunque es una actividad muy popular, es posible que no todas las personas conozcan la importancia que hay en el correcto atado de los cordones.

Lo normal es que las personas busquen las zapatillas para mejorar la calidad del rendimiento, de allí que seleccionen una marca y un diseño. Igualmente, muchos optan por cambiar cada cierto tiempo los modelos para asegurar que exista un mayor grado de amortiguación en cada pisada. Sin embargo, son pocos los que consideran el atado de los cordones como un elemento relevante que incide dentro de la composición de las zapatillas y de la forma correcta de correr.

Es posible que tras seleccionar un modelo de zapatillas adecuado en relación al número, diseño y suela, al salir a correr se experimenten molestias. En este sentido, no se debe menospreciar la función de los cordones, pues son parte de la estructura de las zapatillas por un motivo: estos cumplen con una función biomecánica que busca aportar sujeción al pie.

De acuerdo a lo explicado por Víctor Alfaro, director general de Podoactiva, una mala sujeción de los cordones lleva a que el movimiento del pie sea poco natural en terrenos inestables. Según señaló, un mal atado afecta el rendimiento y deviene en esguinces, malestares musculares, inestabilidad lateral, sobrecargas y otras patologías. Todo esto se produce debido a que cuando hay un mal atado existe un movimiento poco fisiológico que lleva a un trabajo muscular excesivo.

Para ejemplificar la situación, Alfaro la compara con un coche de carreras, asegurando que si este tiene mal puesto uno de los neumáticos, hay una elevada posibilidad de que la velocidad cambie y varíe, porque el anclado al resto del coche no es el adecuado.

 

 

En el caso de los coches, esta falla en la sujeción terminaría en un accidente. Entonces, lo mismo ocurre con las zapatillas y el pie: si no hay una correcta sujeción, puede haber un riesgo de lesión que se genere a causa de una mala función deportiva.

Los corredores destacan por tener técnica, forma de pisada y buscan potenciar esto con unas zapatillas de alta gama, pero quienes logran mejores resultados son quienes, además, se atan los cordones de manera adecuada.

 

Las lesiones

En general, una lesión podría aparecer de la nada, pero una mala sujeción de los cordones puede generar un mayor riesgo de lesiones durante el running. Es posible que no haya una forma específica de atar, pero sí hay una presión y soltura que varían de acuerdo a la persona, por lo que se debe adaptar al pie y a la altura del empeine, para reducir las molestias durante la actividad deportiva.

Atar bien los cordones es más que solo un asunto estético, ya que al hacerlo de forma correcta se evita generar presión en la zona del empeine, la aparición de uñas negras debido a las rozaduras, así como inestabilidad en el tobillo.

Es posible que al comienzo de la actividad deportiva no se sientan molestias, pero al cabo de unos días y mientras se va aumentando la intensidad, suelen haber mayores incomodidades, por lo que es necesario corregir la forma de atar el cordón, de acuerdo al tipo de pisada, técnica y forma del pie. Hay diferentes formas para atar los cordones de las zapatillas de running y estas varían a razón de donde se presenten las molestias.

 

Problemas frecuentes

Para quienes sienten molestias de presión en el empeine, basta con comenzar a sujetar los cordones en forma de zigzag. Después, se deben pasar los cordones por los extremos para evitar la presión en el empeine y, seguidamente, retomar el atado de zigzag.

Este modo de atado permite mayor comodidad y libertad a la hora de correr, maximizando el rendimiento y evitando lesiones. Si después de un tiempo este tipo de trenzado no favorece, entonces es necesario cambiarlo.

 

 

Algunas de las recomendaciones para evitar que se produzcan lesiones están referidas al material y calidad de los cordones. En este sentido, los podólogos coinciden en que el material de los cordones no debe ser elástico.

Además, dentro de los consejos resaltan algunas técnicas de atado, como cruzar los cordones, crear orejas con el último ojal, no apretar en exceso y utilizar todos los agujeros.

 

Consejos para un buen atado

Dentro de las técnicas, una de las más recomendadas es utilizar todos los agujeros del ojal. En este sentido, de acuerdo al diseño de la zapatilla, hay un número de agujeros. Es importante que el usuario utilice todos los ojales, porque están allí para cumplir la función de sujeción. Es decir, si hay 14 agujeros, es necesario que los cordones pasen a través de los 14 ojales, porque de esta forma hay mayor proximidad entre ambos lados de la zapatilla y, por ende, mayor grado de sujeción.

Asimismo, los podólogos con frecuencia recuerdan que una de las técnicas estándar de atado es el cruzado de los cordones. Aunque hay muchas formas para atar las cintas de unas zapatillas  de running, de acuerdo a varios estudios, la mejor es cruzar entre los ojales. Según los expertos, esta técnica de atado brinda estabilidad en dirección lateral y diagonal, así como seguridad, propulsión y apoyo en las pisadas.

Otra de las recomendaciones de los expertos señala que no se debe apretar en exceso. Con esto no se quiere decir que las zapatillas deban quedar sueltas, sino que el ajuste debe ser el correcto entre comprimir el pie y dejar espacio para la comodidad al moverse.

Aunque el último ojal parezca insignificante y por lo general se omite su uso, fue creado por un motivo y este debe utilizarse para garantizar mayor estabilidad tanto a los laterales como al tobillo.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...