Así nacieron los números dorsales en las camisetas de fútbol

Última actualización: 14.11.19

 

Las camisetas de fútbol son prendas mundialmente conocidas. Cada equipo tiene su diseño y color que las identifica. Además, cada club suele tener una alianza con grandes empresas deportivas, de modo que las camisetas, independientemente de su estilo y diseño, cuentan con las propiedades que desarrolla la marca, entre las que tenemos a Adidas, Puma o Nike (puedes encontrar algunos modelos de camisetas aquí).

Además de estos elementos básicos, la gran mayoría de camisetas posee un rotulado o dorsal que identifica con un número al jugador. En la actualidad, los hinchas de los equipos reconocen a un jugador no tanto por el nombre, sino por el número que lleva en su espalda. Por ejemplo, en un partido de la Juventus de Italia al ver el número 7, los aficionados saben que es Cristiano Ronaldo. Lo mismo ocurre en el caso del Barcelona FC, donde el 10 pertenece al argentino Lionel Messi.

Siguiendo este planteamiento, los jugadores, sobre todo las grandes estrellas, suelen pedir un número y convertirlo en suyo. Este pasa a ser parte de su marca, siendo la identificación con el club para el que juega y un referente en su carrera. En otras palabras, cuando a un futbolista le es asignado un número lo lleva casi siempre hasta el final de su carrera, porque la afición lo identifica con él.

Volviendo al caso de Cristiano Ronaldo, debemos recordar que solía ser el 7 del Madrid. Al pasar a la Liga italiana sigue utilizando el mismo número, ya que el portugués es conocido como CR7 y este detalle supone millones en ventas para las compañías deportivas que lo equipan.

En un equipo, todas las camisetas son iguales y a veces los jugadores no se distinguen con facilidad uno del otro. Igualmente, en muchas jugadas es complejo para los narradores y aficionados determinar quién lleva el balón. Por eso, desde hace algún tiempo los jugadores tienen la libertad de llevar en el dorsal el apellido, nombre o el apodo con el que es conocido, además del número. De esta manera es más sencillo reconocer al jugador aunque esté de espaldas.

 

 

Recordando el pasado

La tendencia de llevar número y nombre en la camiseta es relativamente nueva. Hace mucho tiempo en las camisetas no figuraba el nombre del futbolista, ni tampoco un número. Todos los jugadores tenían la misma camiseta y sólo podían distinguirse por el físico de cada uno.

Respecto del nacimiento de los dorsales,hay discrepancias sobre el inicio exacto de la primera numeración. Según algunos datos y registros, esta modalidad se usa desde el año 1928. Poraquel entonces, el entrenador del club inglés Arsenal, Herbert Chapman, sugirió que todos los jugadores de la plantilla fueran numerados, para que reconocerlos resultara más sencillo.

De acuerdo con los registros, el primer partido bajo esta modalidad de numeración se disputó en agosto del año 1928, entre el(hoy Sheffield Wednesday) y el Arsenal.

Para este encuentro, los jugadores del club Arsenal usaban camisetas numeradas del 1 al 11, mientras que su contrincante, llevaba la numeración del 12 al 22. De modo que los 22 jugadores en el campo tenían un número propio asignado.

Al principio, esta norma no fue bien recibida y fue complicado aplicarla. Pero poco a poco, la tendencia numérica fue tomando fuerza, hasta que 1940 la Federación Inglesa de Fútbol estableció un criterio oficial que obligó a todos los equipos a numerar a sus jugadores en el dorsal de las camisetas.

Tras un tiempo, esta normativa saltó las fronteras inglesas y se extendió a otros países, ligas del continente y del mundo, siendo incluso una norma que llegó a otros deportes.

 

 

Otro origen

Lejos de este origen, surge otra teoría, que sugiere que la numeración en el dorsal de las camisetas de fútbol se remonta al año 1911. Según la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol, los números en el dorsal se usaron por primera vez fuera de Inglaterra. Al parecer, fue durante un encuentro de fútbol australiano en el que se enfrentaron dos clubes locales de Sydney. Para mediados de 1911, los equipos de fútbol Sydney Leichardt y HMS Powerful llevaban la numeración en el dorsal.

Ambas versiones tienen fuerza dentro de la historia del fútbol. Sin embargo, suele ser más reconocida la que posiciona a Herbert Chapman como fundador de la tendencia, ya que hay información documentada y referencias a ello. Sin embargo, de la segunda versión no hay un registro claro, más allá de los datos que aporta la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol.

Utilizar el número en el dorsal fue una jugada inteligente que aún hoy ayuda a identificar a un jugador en el campo y fuera de él. En principio, los números dictaban una ubicación en el terreno de juego, siendo una alineación clásica que al mismo tiempo designa la posición que el futbolista jugaba.

Según estos esquemas, generalmente el portero lucía siempre el número 1, mientras que los defensas centrales tenían los números 2 y 3. Siguiendo hacia el medio campo, los centrales portaban el 4 y 6, mientras que los delanteros llevaban el  7 y el 8, reservando el 10 y 11 para interiores y extremos. Girando hacia los laterales, el número 5, tendía a ser utilizado por los defensas laterales, mientras que el 7 y 11 pasaron a ser números previstos para segundos delanteros, quedando el 9 reservado para el punta.

Como vemos, esta numeración por posiciones es algo compleja, así que no es extraño que actualmente no esté vigente. De hecho, en la actualidad cada jugador elige el número que más le gusta sin importar su posición en el campo, pudiendo además elegir casi cualquier número. La prueba la tenemos en el 49 que usó Ronaldinho en sus últimas etapas como jugador, el número 01 que llevaba Rogerio Ceni, que además era portero, o el 1+8 que llevó Zamorano en el Inter cuando el 9 (su número de siempre) lo tenía asignado Ronaldo.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...