Mejora tu postura y disfruta el pedaleo indoor

Última actualización: 17.09.19

 

Para muchos usuarios puede ser molesto que se repita la importancia que tiene la postura a la hora de practicar spinning, pero se trata de uno de los aspectos que se deben cuidar a la hora de entrenar, ya que una postura inadecuada podría traer consecuencias y lesiones que pueden incluso tener una recuperación lenta.

Los instructores de spinning hacen hincapié en este detalle, pues es fácil perder la postura cuando se está sobre la bicicleta. Sin embargo, es necesario recuperarla pronto para reducir el riesgo de lesiones. Brazos, codos, piernas y rodillas deben tener una postura específica y, aunque parte del entrenamiento consiste en mover las piernas y brazos, esto debe hacerse desde una posición base correcta.

El ciclismo bajo techo es una de las actividades deportivas más populares. Muchos lo practican en sus hogares, pero también hay un número importante de personas que entrena spinning en los gimnasios. Los usuarios optan por estas clases que incluyen la asesoría de un instructor, que suele hacer más dinámicas las rutinas y combinan los ejercicios con un fondo musical.

Hay diversas modalidades y formas de entrenamiento, que varían de acuerdo a la sesión, pero todas tienen en común que el entrenador pasa entre los alumnos corrigiendo las posturas.

 

La mala postura, una enemiga silenciosa

Uno de los fallos más comunes que hace que las personas abandonen sus clases son los dolores generados por una mala postura. En muchas ocasiones no se hace de forma intencionada, pero este error lleva a sufrir mayores molestias musculares. Esto puede evitarse si se presta atención a las instrucciones dadas por el entrenador, ya que suele estar acreditado y conoce a fondo las especificaciones del deporte y también sus consecuencias.

Esta modalidad deportiva ha ido evolucionando. Actualmente, las rutinas tienen una duración de 45 a 60 minutos. Durante este tiempo, se sigue un patrón de los niveles cardiacos y su intensidad. Adicionalmente, se controla la velocidad del movimiento. Todo esto, con la finalidad de mejorar el tiempo sobre la bicicleta y reducir los riesgos de lesiones, para así disfrutar de un mayor dinamismo.

 

 

¿Qué ocurre con una mala postura?

Quizás pienses que tener una mala postura no tiene incidencias, pero ocurre justo todo lo contrario. Son muchas las personas que asocian el dolor muscular con una mayor efectividad del ejercicio que se está ejecutando. Sin embargo, esto no es tan cierto.

Un ejercicio ejecutado con una postura adecuada no debería causar malestar, más allá del cansancio propio del ejercicio. De ahí la importancia de mantener una posición correcta, ya que de lo contrario el músculo se contraerá y se puede dar pie a una lesión.

Aunque el spinning es una actividad que cualquiera puede practicar y no tiene contraindicaciones, es necesario considerar la edad y lesiones previas, sabiendo que de esto dependerá el nivel de intensidad.

Practicar spinning es una de las actividades deportivas más sencillas y gratificantes para el cuerpo, porque la ejecución de los movimientos es mecánica. La dinámica varía de acuerdo al ritmo o a la intensidad de la sesión, pero por lo general se trabajan los mismos grupos musculares.

Debido a la repetición de los movimientos de forma periódica, el cerebro envía impulsos a las articulaciones que responden de forma sistemática. Aquí insistimos con la postura, pues la mayoría de lesiones se origina por la repetición de movimientos incorrectos que lastiman y causan malestar en las rodillas, cervicales y otras zonas, produciendo un desgaste.

Además, por el tiempo que se pasa en la misma posición, tiende a existir malestar en el área genital y del perineo. Una molestia se puede reducir utilizando culotes y otras prendas que eviten este problema o bien fundas de gel que recubran el sillín y le den mayor comodidad.

 

Cuida la altura y regula sillín y manillar

Para muchos entrenadores, uno de los errores que se repite de forma frecuente es no ajustar el sillín a la altura adecuada. Varios usuarios, ya sea por desconocimiento o incapacidad para regular la altura, deciden dejarla como la encontraron e iniciar la rutina sin que el sillín y manillar estén ajustados.

Esto debe evitarse porque, al cabo de unos minutos, causará incomodidades y ejercerá una mayor presión sobre el tendón rotuliano. En caso de no saber moverlo, lo correcto es solicitar ayuda al entrenador. Si estás en casa, puedes acceder al manual de usuario o seguir las indicaciones de algún tutorial en la web.

Hay algunos errores que son frecuentes en la mayoría de ciclistas indoor, sobre todos en los de nivel amateur y que no están familiarizados con las bicicletas de spinning y la actividad. Entre ellos destaca subir la cadera cuando se pedalea de pie. Lo apropiado es dejar la cadera hacia atrás. Son muchos quienes dejan la cabeza baja, cuando lo correcto es mantener la vista al frente. Esto te permitirá además seguir las instrucciones y movimientos del entrenador.

 

 

Pedalear en la posición adecuada

Además, cuando se está sobre la bicicleta, es necesario que las piernas estén cerradas, es decir, con las rodillas hacia adentro de forma paralela. Para que la rutina sea equilibrada, lo adecuado es que los brazos estén relajados y los hombros sueltos, sin ejercer fuerza sobre el manillar.

El ritmo es otro punto que se debe considerar, ya que para algunas personas es difícil mantener la coordinación. Esto puede llevarte algo de tiempo, pero si pones atención y te concentras, verás como los movimientos se darán de forma natural.

Aunque se trabajan los músculos de la parte baja, es decir piernas y glúteos, son muchos otros los involucrados. Por eso se recomienda contraer el abdomen y mantener una posición erguida Así, la fuerza del pedaleo saldrá del centro del cuerpo y ejercitarás tus abdominales a través de un equilibrio integral.

Aunque puedes iniciar el entrenamiento sin carga, para calentar, no es recomendable que toda la sesión la trabajes del mismo modo. Por eso es necesario que, a medida que pasan los minutos, vayas aumentando la resistencia. También es importante que al pedalear permitas que exista una leve flexión en las rodillas, pues esto evitará lesiones.

De igual modo, lo más conveniente es que los brazos también estén levemente flexionados, para sujetarse de forma libre sobre el manillar, recordando que no se debe dejar caer el peso del cuerpo sobre este. Finalmente, a la hora de practicar spinning, recuerda utilizar un calzado cómodo. 

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...