14 razones por las que el spinning promueve la salud física y mental

Última actualización: 22.11.19

 

Practicar ejercicio con regularidad ayuda a mejorar la condición física, al tiempo que promueve un modo de vida saludable. Cada vez más personas se unen a esta actividad, creando un hábito que proporciona beneficios a la salud y también a nivel estético.

Una de las modalidades con un mayor crecimiento en la última década es el spinning, una variedad del ciclismo indoor con bicicletas de diseño específico. Esta actividad deportiva ofrece unos beneficios integrales para el organismo, proporcionando un equilibrio entre cuerpo y mente.

 

El origen del spinning

Esta disciplina parte como una modalidad nueva en el entrenamiento del ciclismo. En el año 1979 Johnny Goldberg se trasladó desde Johannesburgo a Estados Unidos. Con solo tres días en el país fue víctima de un robo en el hotel donde se hospedaba en California. El incidente lo llevó a buscar trabajo de forma desesperada, pues no contaba con dinero para mantenerse. Tras varios días buscando empleo, logró convencer a los dueños de un gimnasio para iniciar como entrenador personal, un oficio al que solía dedicarse en Sudáfrica.

Posteriormente, Johnny G, como es conocido en la actualidad, comenzó a entrenar cross country, una modalidad del ciclismo de montaña. Así, se dedicó a realizar prácticas para mejorar su condición física y competir en eventos.

Esos entrenamientos los realizaba en la cochera de su casa, colocando la bicicleta sobre un rodillo. Para hacer la actividad más entretenida y dinámica, agregó música a las sesiones y así comenzaron a ser más divertidas. Poco después se percató de que su condición física estaba mejorando y el tiempo sobre la bicicleta era ameno. Compartió la información con algunos amigos y posteriormente, estos se unieron a entrenar de la misma forma.

A pesar de los beneficios del entretenimiento al ritmo musical, Goldberg no estaba satisfecho, por lo que en el año 1997 encargó la fabricación de una bicicleta estática que fue llamada “sprinter”, con una estructura parecida a la que utilizaba para competir.

Así es como el spinning se abrió camino. Lo demás es historia conocida, ya que la tendencia se popularizó primero en los Estados Unidos y se ha expandido alrededor del mundo. En la actualidad, hay gran cantidad de gimnasios que incorporan el spinning dentro de sus clases regulares y las bicicletas de la modalidad se venden en grandes cantidades.

El spinning supone el entrenamiento sobre una bicicleta estática que funciona con un disco de inercia, lo que permite un pedaleo fluido y de bajo impacto en las rodillas y articulaciones. Sus beneficios son tanto aeróbicos como anaeróbicos, porque estas sesiones generan un trabajo integral, que involucra resistencia cardiovascular, velocidad y destreza.

 

 

Una disciplina, diferentes objetivos

En las rutinas de spinning los usuarios se divierten al pedalear, siguiendo el ritmo de la música con movimientos simples y mecánicos. Su planteamiento original se ha mantenido porque es una actividad deportiva que se adapta a diferentes usuarios, resistencias y condiciones físicas, de modo que puede ser interesante para lograr diferentes objetivos, desde quienes buscan bajar de peso hasta quienes quieren tonificar los músculos de las piernas o mantenerse activos.

Más que un deporte convencional, el spinning podría ser visto como una modalidad divertida y relajante. Si deseas unirte a esta práctica pero aún no estás convencido, quizá te interese conocer cuales son los beneficios que aporta el spinning.

 

Reduce los niveles de estrés

Si has tenido una jornada laboral extenuante, practicar spinning puede ayudarte a relajar y disminuir el estrés. Al igual que otros entrenamientos deportivos, el spinning minimiza la producción de cortisol en el torrente sanguíneo, ayudando a lidiar con la tensión.

 

Mantiene las articulaciones sanas

Aunque es una modalidad con la que puedes obtener resultados estéticos y gastar un gran número de calorías, con el spinning las articulaciones no sufren, porque es una disciplina de bajo impacto. De allí que sea apta para quienes padecen de artritis o se recuperan de una lesión.

 

Lesiones al olvido

Otra ventaja de ser una actividad de bajo impacto es la de afrontar un menor riesgo de salir lesionado durante el ejercicio, a diferencia de prácticas como el crossfit o el running. Según varios estudios especializados, el spinning ofrece beneficios para el cuerpo, la mente y el organismo en general, a través de movimientos fáciles y seguros.

 

El corazón a buen ritmo

El entrenamiento regular mediante el spinning ayuda a que el corazón se mantenga saludable. Hay varios estudios que demuestran que la capacidad cardiovascular mejora a través de la disminución de la presión arterial.

 

Pedalear para quemar calorías

Con esta modalidad de ciclo indoor es posible quemar una buena cantidad de calorías de acuerdo a la intensidad y resistencia con la que se trabaje. En algunos casos, es posible quemar hasta 800 kilocalorías en  una simple sesión de 45 minutos.

 

Mejora la autoestima

Cualquier actividad deportiva produce efectos positivos en la autoestima, ya que ayuda a disfrutar de una mejor imagen. Algo que nos permite ganar en seguridad y, por tanto, de la imagen que tenemos de nosotros mismos.

 

 

Serotonina a tope

Al igual que sirve para inhibir el cortisol, la práctica del spinning lleva a la liberación de algunas hormonas asociadas a la felicidad como la serotonina. Este neurotransmisor es uno de los responsables del ánimo y la energía, contando además con propiedades analgésicas.

 

Mejora el sueño

A través del spinning se puede lograr un descanso más profundo y reparador. La serotonina activa la producción de melatonina, una hormona está ligada al sueño. Practicar deportes como el spinning ayuda a dormir más y mejor.

 

Incrementa la resistencia

El spinning es una modalidad de entrenamiento interválica, por lo que incrementa la capacidad aeróbica y anaeróbica. Si la practicas de forma frecuente, sentirás un mejor rendimiento en actividades cotidianas como caminar, subir escaleras, entre otras, reduciendo los niveles de cansancio.

 

Protege de enfermedades

El spinning aumenta las defensas del sistema inmunológico, protegiendo frente a todo tipo de enfermedades. Algunos estudios apuntan a que su práctica convencional incrementa las células inmunes del organismo de forma temporal, siendo clave el entrenamiento regular para mantener un estilo de vida saludable.

 

Fortalece el cuerpo

Con esta actividad se fortalecen tendones, ligamentos, articulaciones y huesos, siendo un deporte favorable, porque crea una barrera que ayuda incluso a evitar lesiones en otras disciplinas.

 

Tonifica varias zonas del tren inferior

El spinning es una de las actividades deportivas más completas del momento, porque mejora la musculatura en diversas zonas del tren inferior y central del cuerpo, como piernas, glúteos y abdomen.

 

Promueve las relaciones sociales

El spinning es una actividad grupal, así que cada sesión que hagamos de forma colectiva una buena oportunidad para conocer personas con intereses similares e incentivar las relaciones sociales. Aunque siempre existirá la opción de practicar a solas, por lo que aquí puedes encontrar una lista con las mejoras bicicletas de spinning para comprar y pedalear en casa.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...