Aprende a sacarle el mayor provecho a tu pulsera de actividad

Última actualización: 15.11.19

 

Las pulseras de actividad son pequeños dispositivos con los que es posible controlar la actividad deportiva que se ejecuta, con la finalidad de comparar valores y luego poder mejorarlos. Algunos modelos están equipados con pantalla, para así llevar un seguimiento del tiempo, distancia, velocidad y otros datos, que ayudan a optimizar el desempeño deportivo.

Además, dependiendo de la versión, diseño y marca, estos dispositivos incluyen características tecnológicas como GPS, Bluetooth y posibilidad de enlace con el móvil para recibir notificaciones. Algunos también están dotados con memoria interna, para almacenar datos y contenido, siendo posible incluso escuchar música con ellos.

Sus pantallas, en el caso de que tengan, tienden a ser a color y funcionar con tecnología táctil y calidad de brillo. Con las pulseras se puede incluso llevar un cálculo de las calorías consumidas durante la actividad y algunos modelos son capaces de detectar el tipo de ejercicio o de diseñar una rutina acorde a las demandas del usuario.

Con todas estas características puede entenderse que los usuarios del mundo fitness, o quienes desean entrar en él, se sientan atraídos por sus funcionalidades y se estén sumando a esta tendencia.

Sin embargo, a pesar de que el mercado está en ascenso y casi todos saben cómo usar una pulsera de actividad, no todos sacan el máximo provecho de su dispositivo y terminan perdiendo muchas de las ventajas que pueden obtener con él. Por ello, te presentamos algunos consejos que podrán servirte como trucos para que puedas hacer funcionar tu pulsera de actividad con todo su potencial.

 

Toma nota

En principio, debes saber que una pulsera de actividad no funciona de forma mágica. No es que emita impulsos electromagnéticos para esculpir los músculos, o que esté equipada con dosis de fármacos que inhiben el apetito y quemen la grasa. El dispositivo solo controla la actividad física, de modo que si buscas resultados y quieres una de estas pulseras para acercarte a tus objetivos es necesario que te alimentes bien y hagas ejercicio.

Una forma en que su funcionamiento sea más eficiente es tomando la decisión de cuáles son los objetivos deseados. Si aprendes a utilizar la pulsera de forma adecuada, podrás sacarle provecho y no habrás perdido la inversión que hiciste en el Apple watch, Fitbit, Gear o cualquier modelo que hayas adquirido.

 

 

Crea un perfil

Al recibir el dispositivo e instalar la aplicación del seguimiento de la actividad deberás completar la información referida a tu condición física, con detalles de tu salud y cuerpo. Estos datos básicos proporcionarán al aparato las bases para hacer mediciones más precisas y adecuadas a cada usuario. Dentro de la información solicitada se encuentran el sexo, el peso y la estatura.

¿Qué obtienes con esta información? Datos más fiables en relación a calorías consumidas, o amplitud de las zancadas, entre otros valores. Estos equipos pueden calcular las calorías que han sido consumidas durante la actividad, aunque esta información varía de acuerdo al peso, estatura y metabolismo.

A través de este patrón, se determinan la cantidad de calorías consumidas por la actividad básica del cuerpo. A esto, el dispositivo agrega las calorías eliminadas mediante otras actividades  y proporciona un estimado de las que fueron utilizadas durante todo el día.

De ahí la importancia de suministrar una información básica exacta. Si varía, los resultados que emitirá la pulsera no estarán apegados a la realidad. Por ello, debes actualizar el peso a medida que este cambie.

 

Calibra

Una vez que hayas completado de manera exitosa la información básica del perfil, es necesario calibrar y agregar información específica que ayudará a la pulsera a dar mejores resultados.

Para esto, entra en la configuración del dispositivo y completa la información sobre en qué mano llevarás la pulsera, así como otros aspectos necesarios para calibrar y mejorar la funcionalidad y precisión de los datos que serán arrojados.

 

No la uses en la muñeca dominante

Algunas personas, por desconocimiento, comenten el error de llevar la pulsera de actividad en la muñeca dominante. Esto debe evitarse y utilizarse tal cual como un reloj, en la mano de menor uso.

Es decir, si eres zurdo, lo correcto es llevar el dispositivo en la mano derecha y en el caso de ser diestro, la pulsera debe ir en la mano izquierda. Esto permitirá que los valores expresados durante el día tengan mayor grado de fiabilidad y precisión.

 

 

El motivo de este consejo se debe a que la muñeca dominante tiene mayor actividad y movimientos tanto voluntarios, como involuntarios. Este movimiento excesivo puede resultar en un cálculo de número de pasos incorrecto.

Algunas versiones de pulseras son capaces de determinar en qué mano se lleva el dispositivo e incluso alertan al usuario sobre cuál es la muñeca dominante. Sin embargo, esta función sólo está disponible en pocos modelos, por lo que es recomendable que el usuario seleccione la muñeca antes de iniciar el entrenamiento.

 

Utiliza otras aplicaciones

Cada uno de estos dispositivos posee un software y sistema operativo que suele variar de acuerdo a la marca. De igual modo, tienen una aplicación base con la que pueden enlazarse. Sin embargo, las tiendas de app de Android e iOS ofrecen un gran número de aplicaciones, con las que se puede sacar mayor provecho y llevar una vida con hábitos saludables.

Por ejemplo, MyFitnessPal es una aplicación que sirve para llevar un seguimiento de las comidas y sus calorías, mientras que MapMyRun ofrece una interfaz para controlar las rutinas de ejercicios. Como estas, hay muchas otras con servicios interesantes.

 

Es un dispositivo, no una varita mágica

A pesar de que lleves esta pulsera de actividad todo el día durante un mes, esto no es una garantía para perder peso y lograr los objetivos físicos planteados. Aunque hayas calibrado e ingresado tu información básica, siempre existirá un margen de error. Por ello, no es adecuado establecer un régimen alimenticio o una dieta únicamente según los datos suministrados por el dispositivo.

Este dispositivo debe ser visto como un aliado, ya que se trata de una herramienta óptima para una vida más saludable y activa, pero es necesario hacer ejercicio y comer de forma equilibrada para lograr los resultados esperados.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...