Conoce la aplicación para pulsómetro que detecta arritmias

Última actualización: 14.11.19

 

Sin lugar a dudas, las nuevas tecnologías y los dispositivos permiten tener un mayor control sobre el estado físico del organismo, ofreciendo herramientas que, por ejemplo, sirven para monitorear el ritmo cardíaco. Más allá de ser solo aparatos para mejorar el rendimiento en el entrenamiento, estos equipos pueden ayudar a evitar el riesgo de padecer situaciones patológicas de impacto durante el desarrollo de la actividad deportiva o en la cotidianidad.

Puede que para muchos el concepto de arritmia sea conocido. En resumen, es un mal funcionamiento del sistema de bombeo de sangre del corazón. Las arritmias no siempre representan daños, pero son un indicativo de que hay un problema, siendo un aviso de que existe un funcionamiento poco regular.

Las arritmias suelen ser consideradas como las responsables de los ictus isquémicos, es decir, suelen estar relacionadas con la obstrucción de las arterias que llevan la sangre desde el corazón al cerebro. Esto puede provocar un derrame sanguíneo, por lo que se alteran las funciones del organismo y se generarían problemas cerebrovasculares.

Además, es una patología que está presente en un 4,4% de la población mayor de 40 años en España. Según los datos, tiene una alta tasa de mortalidad y se estima que en el país cerca de un millón de personas tienen fibrilación auricular, muchas de estas sin diagnosticar.

Una detección temprana podría hacer la diferencia. Hasta ahora, hacer seguimiento de estas anomalías como taquicardias (aumento de los latidos del corazón) y las bradicardias (disminución en la frecuencia cardíaca) era posible sólo a través de dispositivos médicos de alto coste e incómodos para el paciente. Uno de ellos es el conocido Holter, que permite hacer una electrocardiografía.

 

Arrhythmial

Para hacer frente a esta situación, un miembro del Centro de Salud de Gata de Gorgos en el Departamento de Salud de Denia, Carlos Mulet, desarrolló una aplicación que está enlazada vía Bluetooth con un pulsómetro óptico, que puede mostrar sin mayores complicaciones y en tiempo rápido la presencia de fibrilación auricular.

Esta aplicación, conocida como Arrhythmial, es capaz de llevar un control y monitoreo de la actividad cardíaca durante las 24 horas del día. Cuando devela la existencia de una anomalía en el ritmo del corazón, envía un aviso en tiempo real a quien lleva el control del monitoreo del paciente, para que se tomen medidas a tiempo.

 

 

Además, este desarrollo tecnológico presenta una innovación adicional, pues es capaz de transmitir una señal de geolocalización y proveer información sobre soluciones ante la emergencia que pueda presentarse a causa de las arritmias.

De acuerdo con la información suministrada por Mulet al Diario Médico, este proyecto nació a finales del 2014, por la necesidad de un paciente mayor que vivía solo, a quien en ese momento se le hizo una consulta general. A partir del chequeo se encontraron bradicardias asintomáticas con bloqueo auriculoventricular de segundo grado. Debido al diagnóstico, el paciente debió ser trasladado a un centro de salud especializado para insertar un marcapasos.

Después de esta situación y aprovechando la tecnología de los mejores pulsómetros de alta precisión utilizados para el deporte, los investigadores concluyeron que podrían utilizarlos junto a los teléfonos inteligentes para que sirvieran como un mecanismo de monitoreo de la función cardíaca. Una de las ventajas de esto, según explicó Mulet, es la tecnología sencilla y con un coste económico a la cual puede tener acceso un mayor número de personas.

 

¿Cómo funciona?

La herramienta transmite y registra de forma regular las pulsaciones y la frecuencia cardíaca, en un sistema que funciona segundo tras segundo. El mecanismo analiza los valores en tiempo real y los compara con los servidores. Así, a través de un algoritmo que varía de acuerdo al estado de salud de cada individuo, se puede detectar cuándo los latidos son irregulares. Ante la sospecha de estados como bradicardias y taquicardias, el equipo las agrupa en leves, moderadas o severas.

Asimismo, el usuario, a través de la configuración de la aplicación, puede cambiar los ajustes preestablecidos de acuerdo a su situación específica. Sin embargo, los desarrolladores de esta innovación advierten que todos los cambios deben hacerse bajo supervisión médica, para evitar datos erróneos.

De este modo, cuando la aplicación consigue algún indicativo que denota las arritmias, el dispositivo genera una alarma. Al mismo tiempo, con la aplicación se puede llevar un control de factores que generan riesgos en la frecuencia cardíaca, a través de seis indicadores de salud. Estos son el filtrado glomerular, el riesgo cardiovascular de Framingham, el índice de masa corporal, el perímetro abdominal, la tensión arterial y la glucemia digital.

 

 

Mecanismo comprobado

La aplicación Arrhythmial no solo es un prototipo experimental, pues su efectividad ha sido probada mediante un estudio descriptivo en el que participaron 330 personas con la finalidad de averiguar y testear su precisión, especificidad y sensibilidad.

A todos los sujetos de la prueba se les aplicó el mecanismo referencial con el dispositivo ECG Omrom 801 para el desarrollo del estudio. Asimismo, para estas pruebas se usó el pulsómetro óptico Mio Fuse.

De acuerdo con los resultados obtenidos durante la prueba, se pudo demostrar que el instrumento es apto para emitir datos confiables a través de un método no invasivo y con un bajo coste.

Además, se puede tener la certeza de que lleva con precisión la frecuencia de los latidos del corazón con una correlación positiva de =0.981, p<0.001. Estos datos son similares a los arrojados por un electrocardiograma, teniendo una referencia y proporción que podría definirse como perfecta, si se compara con los valores tradicionales del coeficiente Kappa, que estipula 0.943 (p<0.001).

Todo esto se logra porque la aplicación puede categorizar las variables del ritmo de los latidos del corazón en tres áreas, una que es la condición regular de los latidos, la bradicardia y las taquicardias, a partir de una sensibilidad del 96,2%, con una especificidad que se ubica en 96,8% en reposo, referente a la detección de ritmos cardíacos irregulares. Así, se mejora un 12,8% la especificidad, en comparación con el estudio de Wiesel cuyos resultados son obtenidos con oscilómetros.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...