Conoce las diferencias entre los pulsómetros y las pulseras de actividad

Última actualización: 22.11.19

 

En la actualidad, se puede hablar de la revolución deportiva. Son muchas las personas que se han unido al mundo fitness haciendo entrenamiento diario, optando por ingerir comidas saludables para tener una mejor calidad de vida. Las modalidades son diversas y hay para todos los gustos, siempre con el fin de desarrollar las aptitudes y conquistar objetivos trazados tanto a nivel personal como físico.

Además de las personas que apenas están empezando en el mundo del ejercicio físico, otros tienen años practicando alguna disciplina. En todo caso, en el deporte hay cabida para todos, sin distinción de credo, sexo, edad o nacionalidad.

La revolución deportiva no solo está referida al creciente aumento de personas que se unen a las tendencias, sino a la proliferación de mecanismos de alta tecnología y funcionalidad que están puestos al servicio del deporte, que sirven para mejorar el rendimiento y están al alcance de una gran mayoría, tanto profesionales como amateurs.

Parte de estas recientes innovaciones son los relojes, dispositivos que han evolucionado desde la era analógica a la digital, incluyendo el ámbito deportivo. Aunque siguen existiendo los relojes convencionales que solo sirven para dar la hora, el mercado ha cambiado y hay un auge de modelos multifuncionales.

Dentro de este grupo, podemos encontrar los relojes inteligentes, los pulsómetros, las bandas y las pulseras de actividad. Todos estos dispositivos son conocidos como wearables y sirven para llevar un control de la actividad diaria, para mejorar el desempeño físico, para establecer rutinas de entrenamiento deportivo, hacer seguimiento del ritmo cardíaco, comparar datos de rendimiento en relación al tiempo, distancia y calorías consumidas, entre muchas otras funciones avanzadas.

Algunas de estas funciones adicionales incluyen el uso de aplicaciones tecnológicas, el acceso a internet y el enlace con los teléfonos inteligentes. Todo esto es posible a través de pequeños dispositivos de peso liviano y que no generan ninguna molestia durante su uso.

El mercado actual está repleto de toda clase de relojes, tanto convencionales como tecnológicos. Estos últimos pueden ser muy similares entre sí, pero ofrecen propiedades diversas que se ajustan a los requerimientos de cada usuario.

Si no se conocen, es posible confundirlos y hay muchas personas que no pueden diferenciar un pulsómetro de una banda inteligente o una de actividad. Asimismo, hay quienes conocen a profundidad las funciones que caracterizan a un modelo y saben cuál les conviene. Sin embargo, esto no es una media generalizada.

De cualquier modo, todos estos dispositivos son adecuados para la actividad física. La diferencia entre ellos varía por las funciones. Para que tengas un conocimiento acertado acerca de cada uno y puedas sacarles mayor provecho, haremos un resumen sobre ellos, sus funciones y ventajas.

 

 

Conoce las pulseras de actividad

En primer lugar, analizaremos las pulseras de actividad. Estos son unos pequeños dispositivos multifuncionales que pueden utilizarse en la muñeca. No son realmente relojes, pues aunque muchas marcas incorporan dentro de las funciones de estas pulseras la opción de reloj, no todas la incluyen.

El objetivo de estos dispositivos está principalmente orientado a medir y llevar un control de la actividad diaria. Las funciones varían de acuerdo al modelo, la versión y la marca. La gran mayoría se enlaza con los teléfonos inteligentes, por lo que incorporan Bluetooth y son capaces de recibir notificaciones del equipo en el dispositivo.

Dentro de sus funciones, las pulseras de actividad son adecuadas para llevar una medición del esfuerzo y de los descansos, de los pasos dados durante el día, los kilómetros recorridos, las calorías quemadas, entre otras.

Asimismo, la gran mayoría de diseños están elaborados para llevar una media en relación a las horas de sueño, la calidad del mismo y la frecuencia cardíaca. Más que un uso deportivo intenso, muchas personas optan por esta alternativa ya que es un mecanismo para llevar un control diario y consecutivo del ritmo de vida, midiendo diversos indicadores.

 

Conoce los pulsómetros

Muchos deportistas utilizan pulsómetros para llevar un mejor y certero control de la actividad deportiva y del ritmo cardíaco, con la finalidad de tener mejores resultados. Estos dispositivos son una pequeña herramienta que permite al usuario tener un seguimiento en tiempo real de la frecuencia cardíaca y las pulsaciones.

Son muchas las ventajas que se pueden conseguir con un pulsómetro. Algunos modelos tienen incorporadas funciones que llevan un control de la distancia, tiempo y calorías consumidas, así como GPS para trazar mapas de recorridos. En este aspecto, hay funciones que son similares a las de las pulseras de actividad. Sin embargo, todo dependerá del modelo.

Los deportistas, sobre todo corredores y ciclistas, tienden a sentirse atraídos por estos dispositivos, porque suelen ser mecanismos fiables y precisos que ayudan a monitorear los entrenamientos para obtener mejores resultados.

 

 

A diferencia de las pulseras de actividad, los pulsómetros no necesariamente se enlazan con los teléfonos inteligentes y sus funciones están orientadas hacia un máximo rendimiento deportivo, por lo que son recomendados para personas que entrenan con intensidad y regularidad.

En relación a la funcionalidad, hay pulsómetros de dos elementos o de uno solo. En el primer caso, están integrados por una correa transmisora, que se debe colocar en el pecho y una banda receptora que se lleva en la muñeca. Dicha banda suele ser un reloj, cuyos datos se caracterizan por ser fiables y precisos.

Además, también hay diseños que están integrados en una sola unidad, que se lleva en la muñeca. Para algunos, estos modelos son menos precisos en comparación con los de dos elementos. Sin embargo, los datos no varían en gran medida.

 

¿Son mejores los pulsómetros o las pulseras de actividad?

Esta es una pregunta que se formula con regularidad entre la comunidad de usuarios. La respuesta es que ambos dispositivos son buenos, solo que se ajustan a diferentes necesidades y tipos de personas o niveles de entrenamiento. En el caso de las pulseras de actividad, tienen funciones variadas, siendo su uso para controlar el ritmo de vida, aunque no se lleve al practicar una disciplina deportiva de alta intensidad.

Por otro lado, los pulsómetros tienden a ser una alternativa para quienes realizan ejercicios o deportes a nivel competitivo o de mayor esfuerzo.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...