Diferencias entre las cintas de correr y las bicicletas elípticas

Última actualización: 21.10.19

 

Las bicicletas elípticas tienen las mismas funciones que las cintas para correr, sin embargo, algunas veces es un poco difícil decidirse por alguno de estos dos sistemas. Por esto, es muy importante e, incluso, necesario conocer detalladamente todas las características de ambos aparatos.

 

Dos de las máquinas de hacer ejercicios más utilizadas en los gimnasios por la mayoría de los usuarios son, sin lugar a dudas, la bicicleta elíptica y la cinta de correr. Ambas son máquinas especializadas en los ejercicios cardiovasculares más comunes y se pueden encontrar en prácticamente todos los gimnasios o, inclusive, en algunas casas de personas que les gusta entrenar en su hogar. Cualquiera que sea la máquina que elijas, ambas garantizan un ejercicio cardiovascular bastante efectivo, por lo que te ayudarán a quemar una mayor cantidad de calorías, además de que mejorarán notablemente tu salud y capacidad aeróbica.

A la hora de elegir alguno de los dos sistemas de entrenamiento, es recomendable tener en cuenta todos los aspectos importantes de cada aparato, además de que hay que tener en cuenta si lo necesitamos para reforzar algún deporte que practicamos actualmente o si lo queremos para conseguir un objetivo específico como, por ejemplo, tonificar nuestro cuerpo o adelgazar. Hay que recordar que cada máquina es ideal tanto para el deporte como para perder peso o estar en buena forma la mayor cantidad del tiempo, según la intensidad de la rutina o del ejercicio que ejecutes.

Tanto la bicicleta elíptica como la cinta de correr te permitirán bajar de peso de una forma rápida, ya que podrás ejecutar rutinas de entrenamiento de alta intensidad, por lo que lograrás quemar muchas más calorías en un menor lapso de tiempo. Los dos aparatos son considerados máquinas de cardio, además de que ambas te ayudarán a tonificar los glúteos y las piernas. Sin embargo, la bicicleta elíptica de igual forma permite trabajar el vientre, el pecho y los brazos. Por lo tanto, es importante conocer sus ventajas para elegir la mejor bicicleta elíptica del momento (Si pulsas aquí, encuentras varios productos para elegir).

 

Ventajas de las bicicletas elípticas

La principal ventaja de este sistema es el menor impacto que reciben tus rodillas al entrenar. Las bicicletas elípticas te permiten realizar un movimiento similar al de correr o caminar pero sin llegar a causar un daño por impacto a tus articulaciones. Además, la mayoría de las bicicletas elípticas profesionales permiten entrenar tanto el tren superior como el inferior al mismo tiempo, por lo que podrás realizar un entrenamiento cruzado con ellas.

Por otro lado, se considera que con esta alternativa estarás ejecutando un ejercicio similar al de las cintas para correr, pero percibiendo un menor esfuerzo. La mayoría de los usuarios subestiman la función de la bicicleta elíptica, sin embargo, estudios han determinado que estos sistemas permiten quemar la misma cantidad de grasa que las cintas para correr.

 

 

Desventajas de las bicicletas elípticas

Mientras que las cintas para correr tienen la posibilidad de inclinarse para cambiar la intensidad de ejercicio, las bicicletas elípticas se mantienen estáticas en un solo sitio sin la posibilidad de inclinación. Sin embargo, hay modelos que tienen la posibilidad de cambiar el nivel de intensidad, del mismo modo que sucede con las bicicletas tradicionales.

Por último, otra de las desventajas de este sistema es que, al no haber impacto en absoluto por efecto del pedal que mantiene el pie elevado, no hay fortalecimiento del hueso, lo que es necesario para prevenir la osteoporosis en las personas adultas.

 

Ventajas de las cintas para correr

En general, las cintas para correr brindan un gran abanico de alternativas y posibilidades de entrenamientos muy efectivos y con múltiples programas, en donde podremos elegir distintos niveles de velocidad e inclinación, por lo que podrás simular desde una caminata rápida hasta una carrera en aumento o cuesta arriba. Por esto, son consideradas unas de las herramientas de ejercicio más versátiles de la actualidad.

Una de las características principales de estos aparatos es su facilidad de uso, por lo que no es necesario que tengas mucho conocimiento en deporte. Sencillamente, necesitarás subirte a ella y empezar a trotar. Además, este aparato te permitirá ejecutar cómodamente tus movimientos naturales al momento de caminar, trotar o correr. Por otro lado, las cintas para correr son muy efectivas para quemar calorías, ya que, gracias al tipo de ejercicio que ejecutas con esta máquina, podrás quemar de 500 a 900 kcal por hora.

Hay que destacar que estos sistemas de entrenamiento favorecen el fortalecimiento de tus huesos y músculos, por lo que se ha demostrado que mejoran notablemente tu postura. Gracias a esto, el envejecimiento anatómico de nuestro cuerpo sucederá de una mejor forma, por lo que disfrutaremos de un mayor bienestar físico por mucho más tiempo.

Por último, es de considerar que estas máquinas han venido avanzando tecnológicamente, ya que los fabricantes han incorporado nuevas funciones y características ergonómicas, por lo que son cada vez más eficientes y avanzadas. Algunos modelos, incluso, incorporan una pequeña pantalla o la posibilidad de cambiar la inclinación de la cinta.

 

 

Desventajas de las cintas para correr

Es muy importante que conozcas muy bien las desventajas que presentan estos sistemas de entrenamiento, de manera que sepas si son una alternativa completamente válida para ti.

En primer lugar, este tipo de ejercicio puede causar algunos daños en tus articulaciones, sobre todo si no realizas el calentamiento previo adecuado. Es importante que, antes de entrenar, calientes y estires el cuerpo por unos minutos para que puedas evitar las tensiones en la columna vertebral, las rodillas, los tobillos y la cadera. Sin embargo, según el modelo que tengas, este absorberá de mejor o peor forma el impacto.

Por último, para evitar alguna postura forzada, es recomendable estar muy atento del grosor y de la calidad de la cinta para correr, ya que algunos estudios han demostrado que es más probable que forcemos nuestra forma de caminar o correr si estamos entrenando sobre una máquina con la cinta estrecha o de mala calidad porque no nos brinda suficiente seguridad al entrenar. Esa inseguridad se convierte en desequilibrio muscular y, finalmente, en problemas de postura.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...