¿Es mejor utilizar mancuernas o barras para entrenar?

Última actualización: 18.11.19

 

Son muchos los implementos que existen para llevar a cabo el entrenamiento físico, en cualquiera de los niveles, ya sea principiante o profesional. Sin embargo, en muchas ocasiones surge la duda acerca de si es mejor utilizar unas mancuernas o más bien decantarse por las barras, con el fin de tener los mejores resultados posibles.

Por ello, hemos decidido desarrollar esta pregunta, intentando dar respuesta y aclarar algunos aspectos esenciales, que permitirán tener una idea de cuál puede ser la mejor opción o de que no necesariamente se trata de implementos deportivos antagonistas.

Inicialmente, debes saber que tanto las mancuernas como las barras son equipos de entrenamiento destinados principalmente a la ganancia de masa muscular, aunque también sirven para aquellas personas que desean tonificar y reducir medidas.

Las barras y las mancuernas pertenecen a los implementos empleados para llevar a cabo ejercicios de carga. En este sentido, no hay una diferencia entre ellos. Otro grupo que se incluye en este renglón son las máquinas, que propician la ejecución de una técnica mejor ejecutada, pero que en cuanto al nivel de carga pudieran ser un poco más limitadas.

Si te dispones a llevar a cabo una jornada de entrenamiento y estás lleno de dudas sobre cuál de los dos tipos de implementos utilizar, a continuación haremos un resumen de las características generales de cada uno, para luego obtener algunas conclusiones principales.

 

Las mancuernas

Se trata de implementos independientes que pueden utilizarse de forma separada, es decir, una en cada mano. Su ventaja radica en que permiten no solo una buena ejecución técnica, sino en desarrollar un buen nivel de resistencia y fuerza, aumentando la carga de forma paulatina.

El uso de mancuernas representa muchas ventajas para el entrenamiento. En primer lugar, es posible tener una mayor libertad de movimiento, ya que la ruta de la rotación, extensión o inclinación del músculo la marca el usuario, cosa que no ocurre con una máquina o una barra, donde el recorrido del movimiento llega a ser más reducido.

 

 

Relacionado con el aspecto anterior, podemos decir que con las mancuernas se obtiene un mejor nivel de extensión y estiramiento de los músculos en ejecución, promoviendo así una mejor activación muscular.

Del mismo modo, cuando se emplean mancuernas, es posible corregir cualquier tipo de desequilibrio que se presente, ya sea a nivel de postura o de fuerza. Por ejemplo, es común que una persona tenga más fuerza en el lado derecho o lado izquierdo de cada extremidad. Con las máquinas y barras, esto casi no es perceptible, mientras que con las mancuernas sí, teniendo además la posibilidad de corregir este problema o por lo menos trabajar en ello. Puedes encontrar algunas opciones de compra pulsando este enlace.

 

Las barras

En el caso de las barras, estas ocupan un importante lugar en el mundo del fitness, siendo uno de los implementos más empleados para lograr la hipertrofia muscular, es decir, el crecimiento del músculo.

Entre los beneficios de las barras está el hecho de que con ellas se puede levantar hasta un 20% más de peso comparado con las mancuernas o máquinas. De allí que resultan una opción para los que desean llevar al máximo sus niveles de resistencia. Igualmente, las barras son generalmente manipuladas con ambas manos, por lo que la fuente de fuerza se unifica y llega a ser mayor.

Por otro lado, con las barras se puede generar un mayor nivel de estrés metabólico, permitiendo acondicionar el organismo para consumir más energía y aprovechar esto en relación con el objetivo que tenga la persona que se encuentra realizando el entrenamiento.

De la misma manera, con las barras se puede tener una mejor practicidad al momento de entrenar con cargas progresivas. Esto se explica en el hecho de que las mancuernas vienen generalmente con pesos fijos y, en los casos en que admiten el intercambio de discos, siguen teniendo un nivel de soporte menor. Por su parte, con las barras es posible variar entre pequeños discos de 2,5 kg hasta unos de 20 o 25 kg, lo que representa un notable nivel de carga que pocos implementos de entrenamiento deportivo pueden ofrecer.

 

 

Comparación entre mancuernas y barras

No es adecuado afirmar que un tipo de implemento es mejor que otro. La explicación está en que ambos equipos suponen una serie de ventajas y para decidir emplear barras o mancuernas se debe considerar el grupo muscular que se desee entrenar, el nivel de resistencia de la persona, el tipo de resultado o el objetivo de entrenamiento, además de algo tan simple como el lugar de entrenamiento.

Para cada una de las variables antes mencionadas se puede decir que una u otra opción es conveniente, de allí que lo ideal es obtener el provecho que las dos ofrecen para cada tipo de situación.

Con las barras, se puede desarrollar mejor la hipertrofia muscular, pero estas pueden ser más incómodas de utilizar comparado con las mancuernas. Por su parte, admiten una amplia variedad de movimientos para ejercitar prácticamente todo el cuerpo.

Lo anterior también puede hacerse con las mancuernas, pero el problema en este caso es que las mancuernas tienen un peso fijo, así que no necesariamente admiten un nivel de carga demasiado alto, llegando a ser más prácticas de trasladar, pero en los modelos de pesos variables cargar con ellas de un lado a otro puede llegar a incomodar.

En todo caso, ya sea que entrenes por primera vez, seas un amante del ejercicio o simplementes estés retomando tus hábitos deportivos, lo mejor es que combines los dos grupos de implementos, eligiendo aquellos ejercicios en donde se obtiene el mejor provecho de cada movimiento. De esta forma, puedes lograr los resultados que esperas en un menor tiempo y contar con una jornada de ejercicios más integral, que corresponderá a las modalidades de entrenamiento profesionales.

No en vano, los grandes atletas no se quedan con una única opción para su preparación física, alternando entre disciplinas, espacios de entrenamiento, máquinas, implementos, ritmos de actividad, etc.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...