Mujeres: a olvidarse de los mitos para comenzar un entrenamiento con pesas

Última actualización: 26.06.19

 

Gran parte del entrenamiento físico y deportivo de los hombres consiste en el levantamiento de cargas o de un peso elevado para incrementar la masa muscular y lucir más fuertes y desarrollados. Así, las pesas y su levantamiento tienden a estar ligados con los caballeros. Sin embargo, no son implementos excluyentes. Por el contrario, las pesas son grandes aliadas en la formación de la musculatura y tonificación tanto de hombres, como de mujeres. Así que es necesario acabar con los mitos y romper con la desinformación. Las mujeres sí pueden y deben incluir las pesas en su entrenamiento.

Uno de los peores enemigos de la mujer es la flacidez. Este problema llega al cuerpo con la edad y sus estragos son terribles. Si una persona busca bajar de peso, se le recomienda hacer dieta y actividad cardiovascular intensa. Pero para tener una figura fitness y saludable, es necesario tonificar y esto solo se consigue aplicando un poco de carga al trabajo regular deportivo. De lo contrario, es posible que el resultado en cuanto a peso se logre, pero no en tonificación.

Para bajar de peso son muchas las personas que deciden trotar durante varios kilómetros, otras se suben a la caminadora eléctrica y pasan minutos sobre ella. Es cierto, ambas modalidades sirven para quemar calorías y también traen ventajas al organismo. El error está en que se practican como única modalidad de entrenamiento en el programa de pérdida de peso.

Si lo que se busca es aumentar la masa muscular, obtener un cuerpo sano, atlético y con una tonificación saludable, es necesario añadir al programa un entrenamiento de fuerza, que a su vez debe ir acompañado de hábitos alimenticios saludables y balanceados. Al bajar de peso se pierde tanto grasa como masa muscular, especialmente si se abusa del entrenamiento. Lo adecuado es contar con energía para realizar los ejercicios, porque la masa muscular necesita de esta energía para mantenerse.

 

El mito más común

Un mito muy frecuente entre las mujeres es que si se hace un entrenamiento funcional e integral que involucre el uso de pesas, su cuerpo cambiará y tendrá un aspecto menos delicado y femenino para pasar a tener un aspecto más musculoso, es decir, con forma masculina.

Este es un gran error. Por entrenar con pesas no se adquirirá una figura masculina y no aumentará el volumen de los hombros. Especialmente si se sabe controlar la actividad física y se hace una rutina con distribución de peso apropiada, combinada con otras modalidades. Hay que partir de una realidad: para los hombres no es sencillo obtener masa muscular y eso que cuentan con altos niveles de testosterona.

En el caso de las mujeres, también poseen testosterona en su organismo, pero la cantidad es muy baja, por lo que no será suficiente para que la musculatura crezca de forma desproporcionada, solo por agregar pesas al sistema de entrenamiento (puedes encontrar aquí unas opciones de compra).

Para analizar de mejor forma este mito, tenemos las declaraciones de Lydia Valentín, una de las mejores halterófilas del país. Su aspecto puede parecer poco delicado, por lo que en varias ocasiones se le ha preguntado en sus presentaciones que tiene para decir a las mujeres que opinan que levantando pesas se pondrán grandes. Al respecto Valentín ha respondido que para lograr su figura se requieren de ocho horas diarias de entrenamiento y de una dieta estricta, por lo que entrenar una sola hora al día no será razón para tener su cuerpo.

 

 

El mito de la lesión

Por otro lado, otros de los mitos apunta a que el entrenamiento con pesas puede llegar a lesionar o causar malestares. Esto no es del todo cierto. La verdad es que cualquier actividad podría acarrear lesiones si no se hace con técnica y de forma adecuada. Una lesión no se presenta porque el entrenamiento se haga con pesas, ya que puede pasar incluso practicando natación.

Si una persona es principiante, entonces es necesario que cuide las posturas y técnicas. Muchos entrenadores recomiendan hacer los ejercicios frente al espejo para poder corregir de ser necesario. Además, es adecuado tener un acondicionamiento previo, una selección adecuada del peso y tras el entrenamiento, una sesión de estiramiento. Todo esto, ayudará a reducir el riesgo de lesiones.

Contrario a lo que muchos piensan, un entrenamiento con cargas puede ser beneficioso para recuperar el músculo tras una lesión previa y blindar a la articulación de lesiones futuras.

Aunque no se crea, tener un tono muscular saludable protege las articulaciones, en contraposición con otras disciplinas deportivas que por lo general tienden a causar daños por el impacto reiterado sobre ellas. Tal es el caso del running, pues muchos maratonistas y corredores tienden a tener las rodillas débiles y sufrir lesiones. Con un entrenamiento regular de fuerza, las rodillas se protegen y refuerzan los puntos débiles.

 

 

El mito del fisicoculturismo

Asimismo, hay quienes consideran que al entrenar con peso solo se busca ser fisicoculturista. No hay nada más falso que esto. El entrenamiento con pesas es beneficioso desde cualquier punto de vista, ya que sirve para mejorar la salud, el estado físico e incluso para tener mejor capacidad en otros deportes. De hecho, las mujeres que practican con pesas tienen menor posibilidad de padecer osteoporosis,  porque se mejora la densidad ósea.

Por otro lado, se piensa que al entrenar con peso, las mujeres perderán la silueta. De nuevo, esto no es cierto. En el entrenamiento, la recomposición corporal juega un papel importante cuando se trata de mejorar el aspecto estético, ya que se trata de perder grasa y ganar musculatura. Para lograrlo, es necesario agregar cargas al entrenamiento y también actividades de cardio.

Si el objetivo es perder grasa y ganar masa muscular, se necesita hacer un entrenamiento de alta intensidad con rutinas multiarticulares y peso libre. Para ello, también es necesario tener una alimentación balanceada. De este modo, no se conseguirá un cuerpo masculino, sino atlético con acentuación en la figura femenina.

Así como estos, hay toda una serie de mitos que han hecho pensar que las pesas y las mujeres no deben combinarse. Sin embargo, la gran mayoría son falsos, exagerados o sacados de contexto. Si se busca una silueta atractiva, las pesas no pueden quedar fuera a la hora de entrenar.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...