Conoce 3 máquinas deportivas adecuadas para perder peso

Última actualización: 14.11.19

 

Dentro de los mecanismos más efectivos para perder peso se encuentran la bicicleta estática, de spinning, la cinta de correr y la elíptica. Con todos estos aparatos podemos ejecutar una actividad física de alto nivel, ya que sirven para realizar actividad aeróbica y  quemar grasa. Sin embargo, su efectividad debe analizarse en función de los objetivos individuales.

Si estás buscando perder peso en poco tiempo, actividades como spinning, correr en cinta y la elíptica, serán aliadas que no puedes dejar de lado durante tus rutinas de entrenamiento deportivo.

Para quemar calorías hay diversas técnicas y rutinas de entrenamiento, que pueden variar de acuerdo a los objetivos de cada usuario. Todo depende en gran medida de la intensidad y duración de las mismas. Según diferentes estimaciones, en una clase de spinning se pueden quemar un promedio de entre 500 y 700 calorías.

En el caso de la elíptica, es una máquina que involucra más grupos musculares y una sesión sobre ella puede traducirse en un consumo de entre 1000 a 1200 calorías. Por su parte, la cinta de correr tiene un consumo similar de calorías al de las bicicletas. En una sesión de 60 minutos sobre la cinta, el gasto calórico es de entre 700 y 800 calorías.

Estas cifras pueden variar, pues son sólo valores aproximados que emiten los sensores de estas máquinas, para que el usuario tenga una orientación sobre la actividad realizada. Sin embargo, para que los datos sean más fiables, es necesario considerar la información básica del usuario como supeso, estatura y pulsaciones.

Para tener un valor aproximado de las calorías que se consumen con cada disciplina deportiva, puedes usar los siguientes parametroso. Estos datos corresponden a rutinas deportivas de una hora para personas de 73 kilos. Nuevamente, es preciso recordar que se trata de estimaciones, no cifras exactas.

 

 

  • Rutinas aeróbicas de bajo impacto: 365 calorías
  • Rutinas aeróbicas en agua: 402 calorías
  • Ruta en bicicleta a 10 kilómetros por hora: 292 calorías
  • Baile: 219 calorías
  • Elíptica intensidad moderada: 365 calorías
  • Golf: 314 calorías
  • Montañismo: 438 calorías
  • Running: 606 calorías
  • Esquí en nieve: 314 calorías
  • Natación con brazadas moderadas: 423 calorías
  • Caminata: 314 calorías

 

Bajar de peso y tonificar el cuerpo no es lo mismo

Un error común es pensar que solo con bajar de peso se conseguirá un abdomen plano y unos músculos definidos. Debes saber que esto no es así pues perder peso es una cosa y tonificar otra muy distinta.

Una persona puede perder peso haciendo dieta, disminuyendo su consumo calórico y haciendo cardio de forma regular. Sin embargo, aunque habrá una pérdida de peso y reducción de medidas, queda un problema en el aire: la flacidez.

Para lograr un cuerpo saludable y obtener músculos definidos, se debe tener un consumo calórico que vaya por debajo de la ingesta basal pero también ejecutar ejercicios adecuados. Así se pierde grasa y la piel se pega a los músculos.

Son muchas las personas que solo requieren de estos entrenamientos para combatir la flacidez y tonificar los músculos, pero esto dependerá de cada individuo. De hecho, lo recomendado es mejorar los hábitos alimenticios, evitar las comidas calóricas que aportan pocos nutrientes (hamburguesas, pizzas, pasteles, chocolates), e intentar consumir mayor cantidad de fibra.

Controlar el apetito puede ser complejo y hacer ejercicio incluso genera más hambre. En estos casos, es necesario satisfacer la necesidad del cuerpo, pero en lugar de tomar un helado, puedes comer un trozo de piña. Recuerda que si no mejoras los hábitos alimenticios, los resultados no se verán ni a corto, ni a largo plazo, aunque entrenes durante un año completo.

El ejercicio es más que solo entrenar durante un tiempo. La idea es crear rutinas saludables y adaptarlas a tus necesidades para que exista un trabajo integral. Por ejemplo, quienes practican spinning saben que hay un gasto elevado de calorías, pero los músculos involucrados de forma directa son pocos: piernas, glúteos y abdomen en menor medida.

En relación a la cinta de correr, es una actividad que simula el running sobre asfalto. La mayoría de máquinas permite incluso establecer un nivel de inclinación, para que haya mayor intensidad y resistencia en el entrenamiento. Durante esta sesión, hay un trabajo importante en los músculos de las piernas, pero también se mueven los brazos y se contrae el abdomen.

Además de estas dos alternativas, está la elíptica, una máquina en la que hay mayor esfuerzo y que suele figurar entre las favoritas de quienes desean bajar de peso. Con este aparato, es posible hacer ejercicios de alta intensidad y resistencia involucrando varios músculos, de modo que se quema grasa y tonifica al mismo tiempo.

 

 

No lo veas como una obligación, disfruta

Cualquier entrenamiento que suponga esfuerzo físico es agotador. Entrenar cansa y rendirse es sencillo, pero se debe perseverar, ya que poco a poco el ejercicio será más fácil y menos extenuante. Esto se debe a que los músculos se acostumbran a la intensidad del ejercicio y se gana capacidad pulmonar.

Las bicicletas, en cualquiera de sus modalidades, son una opción para quienes buscan actividades pausadas que permitan ver televisión y entrenar al mismo tiempo (solo en caso de entrenar en casa). Si se está en clases grupales, el tiempo de entrenamiento pasa rápido en medio de la música, las instrucciones y los descansos. De hecho, para muchas personas es una forma de hacer ejercicio con diversión y entretenimiento, cosa que difícilmente conseguirás con una elíptica o una cinta de correr.

Para quienes desean enfocarse en cintas de correr, deben saber que esta actividad requiere de mayor atención para que no haya accidentes. Las cintas vibran y se mueven a una velocidad elevada, por lo que es necesario seguir el paso. Una elíptica es la unión de las dos modalidades anteriores, de modo que es una alternativa apta para quienes no se sienten cómodos ni en bicicleta, ni en cinta de correr.

 

Los precios

En relación a los precios, en el mercado hay opciones para todos los bolsillos, disponiendo de una oferta muy amplia. Por unos 300 euros puedes adquirir un modelo básico de elíptica, mientras que con 200 euros tendrás a tu disposición una buena bicicleta estática. Ahora bien, si se trata de buscar una bicicleta de spinning con prestaciones de mayor gama su coste ronda los mil euros. Por otro lado, elegir la mejor cinta de correr puede significar un precio de unos 600 euros, si quieres una máquina de calidad certificada, aunque hay opciones más económicas.

En cuanto al espacio, la mejor opción para espacios pequeños son las bicicletas plegables, porque su tamaño se reduce. Las cintas de correr y las elípticas tienen dimensiones más grandes y no son lo más adecuado para almacenarse en espacios reducidos.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...